Hace un año que Alejandro Molina abandonó la cárcel de Aguascalientes, esto después de cumplir su condena por golpear junto con su compañero de equipo, a un joven que murió debido a las lesiones sufridas. Ahora, busca regresar al futbol profesional y los Dorados de Sinaloa le brindan la posibilidad de convencer al entrenador para integrarse al equipo.

Te recomendamos: Exjugador del Necaxa salió de prisión sin pagar fianza.

Tras pagar un fianza, una multa y la reparación de daños por tres millones de pesos, Alejandro Molina abandonó el 15 de julio de 2018 el Cerezo de Aguascalientes, en donde estuvo recluido por dos años y 11 meses. De inmediato regresó a su natal Ensenada, Baja California, donde comenzó a jugar en distintos equipos amateurs de la región.

Joao Maleck dejaría las canchas para cumplir condena de 70 años

Tras un año de ganarse la vida así, Molina recibe una segunda oportunidad. De entrada, recibió la invitación de la directiva de los Dorados de Sinaloa para hacer la pretemporada del equipo, en caso de llenarle el ojo al entrenador, podrán sentarse a negociar la firma del contrato.

José Guadalupe Cruz, es el nuevo director técnico de la institución y es el que tiene que decidir si el futbolista regresa al futbol profesional o se termina su carrera y debe continuar en el futbol amateur. El tema es que Molina tiene casi 4 años sin jugar futbol al máximo nivel, pues fue detenido en 2015, salió en 2018 y se ha mantenido en ligas llaneras.

Alejandro Molina tiene 31 años, tuvo el tope de su carrera con los Xolos de Tijuana, después jugó con los Dorados y finalmente estuvo con el Necaxa, donde tuvo el percance que lo llevó al reclusorio. Hace unos meses dio una entrevista, donde aseguró que también tiene un proyecto donde capacita a entrenadores locales:

“Tengo otros proyectos en lo futbolístico como una capacitación que hicimos para entrenadores amateurs. Entonces tratamos de ampliarnos basados en actividades ligadas con el futbol”.

El futbolista solo ha estado en el trabajo de pretemporada, ha sumado algunos minutos en los partidos de preparación y el tema más complicado es que tiene que recuperar su estado físico, pues tiene que competir para poder estar a la altura de sus compañeros.