Se terminó el torneo de Clausura 2019 en la Liga de Ascenso MX, por lo que muchos equipos comienzan a planear su futuro. Es el caso de los Cafetaleros de Tapachula que aunque han sido un éxito en la zona del Soconusco, no han podido tener la certificación para poder ascender. Es por ello que planean su mudanza a la capital del estado.

Oaxaca se queda sin equipo de la Liga de Ascenso MX

Hace ocho torneos que los Cafetaleros aparecieron en el mapa del futbol mexicano, el Gobierno de Chiapas los ayudó e incluso hizo una fuerte inversión para remodelar y ampliar el Estadio Olímpico de Tapachula, pero esto no ayudó ante la Federación Mexicana de Futbol (FMF). Para poder obtener la certificación que les permita ascender a la Primera División la directiva ha tomado la decisión de jugar en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.

Según información publicada por Mediotiempo, el presidente José Luis Orantes ha tomado la decisión de mudarse a la capital del estado y jugar en el Estadio Víctor Manuel Reyna, para ahora llamarse Cafetaleros de Chiapas. No fueron todos los cambios, pues también tendrán una nueva apuesta en la dirección técnica.

Gabriel “Místico” Pereyra es el elegido para comandar a los Cafetaleros, junto con él, arriba su auxiliar Nicolás Burtovoy y el preparador físico Martín Soria. Además, a este proyecto se integra Salvador Cabañas, el exfutbolista de origen paraguayo que regresará a Chiapas como segundo auxiliar técnico.

Este cambio de sede está cerrado, pues ya fue aprobado por la Liga de Ascenso MX. A este proyecto se le sumará una fuerte inversión económica para conseguir futbolistas de calidad que puedan hacer que la franquicia consiga en ascenso al Máximo Circuito. El afectado será el Tuxtla FC, equipo que participa en la Liga Premier (antes Segunda División), pues perderá afición con este cambio.

Alacranes de Durango prepara su regreso a la Liga de Ascenso

Este será apenas uno de los varios de cambios que darán en la Liga de Plata, pues Alebrijes de Oaxaca también dejará el estado sureño y seguramente se asentará en Irapuato para revivir a los Freseros. Otro tema que se tendrá que resolver es la franquicia congelada de Víctor Sánchez, que tendrá que activar para el siguiente torneo.