Tras el gran banquete futbolístico que disfrutamos durante el Mundial de Rusia 2018, muchos nos tuvimos que “consolar” con la actividad de la Liga MX en su torneo Apertura 2018. Si bien apenas es el arranque de la campaña, varios partidos dejaron satisfechos a los aficionados.

Lamentablemente esto no sucedió en la Liga de Plata. El Ascenso MX fue abandonado por su afición alcanzando apenas 37,406 aficionados con boleto pagado en las butacas de las siete plazas que vieron actividad.

La Liga de Ascenso MX no es factible para el FIFA 2018

Esta cifra es lamentable, ya que en promedio asistieron 5,343 personas por estadio. En cuanto a los casos individuales, la situación de los Potros de la Universidad Autónoma del Estado de México es crítica ya que metieron 1,154 aficionados a sus butacas, es decir apenas el 3.54% la capacidad de su estadio.

Por encima del promedio solo se colocaron las plazas de los Cimarrones de Sonora (6,205), FC Juárez (7,145) y el Atlético de San Luis (11,271). Por debajo quedaron las sedes de Correcaminos UAT (4,430), Venados de Mérida (4,026), Toros de Celaya (3,175) y los ya mencionados Potros UAEM. 

Poniéndolo en perspectiva con el máximo circuito, Cruz Azul y Tigres metieron más afición a sus estadios que toda la liga de Ascenso MX junta.

¿Será que a la gente ya no le interesa el futbol en estas plazas?, al parecer no. La principal razón por la cual muchas butacas lucieron vacías en la primer jornada de la Liga de Plata pinta para ser las nuevas normas que determinan qué equipos sí pueden ascender a la Liga MX y quienes cumplen la carpeta de requisitos.

Recordemos que tras el desorden vivido en la campaña pasada donde Alebrijes de Oaxaca y Cafetaleros de Tapachula solo se jugaron un premio económico y no el ascenso, pocos equipos se quedaron con el derecho de subir de categoría: Cimarrones de Sonora, Dorados de Sinaloa, Leones Negros de la UdeG, Cañeros de Zacatepec, Jaiba Brava del Tampico Madero, Alebrijes de Oaxaca, Atlético de San Luis, Bravos FC Juárez y Mineros de Zacatecas.

Solamente la mitad del Ascenso cumple con los requisitos, afectando directamente a los equipos que no tienen este derecho siendo abandonados por su afición. Cimarrones, Bravos y San Luis (únicos locales con derecho de ascenso) tuvieron entradas decentes, sin embargo Correcaminos, Venados, Toros y Potros (quienes no pueden subir a Liga MX) apenas y juntaron 12,785 personas, menos que cualquier equipo de la Liga MX de manera individual.

Aunque aún es muy temprano en la campaña, es evidente el desencanto que tienen estas plazas al no aspirar a un mejor futbol y competir con los equipos más importantes del país, siendo así un factor de daño al Ascenso MX contrario a lo que planeaban los altos mandos del futbol mexicano con este proceso de certificación.

¿Por qué Atlante y Celaya no pueden ascender a la Liga MX?

Recordemos que hace algunos meses Enrique Bonilla, presidente de la Liga MX, declaró que este proyecto en el que el máximo circuito integraría en un plazo de dos años a varios equipos para alcanzar 20 equipos en total y eliminando el descenso, era para fortalecer las plazas en la Liga de Plata. 

Hoy por hoy, el Ascenso MX es de nueve equipos y el público lo sabe. Habrá que esperar la jornada 2 para comprobar un impacto negativo en las plazas sin derecho a ascenso, pero parece ser que el futbol azteca se convierte en un tema de pases VIP y cada mes menos de acceso a todos.