Araujo: una víctima más de la maldición que aqueja a México

En año mundialista llueven las especulaciones. Nos volvemos directores técnicos motivados por el corazón. Hace cuatro años aventé mi playera y juré no volver a ver futbol después de que...

En año mundialista llueven las especulaciones. Nos volvemos directores técnicos motivados por el corazón. Hace cuatro años aventé mi playera y juré no volver a ver futbol después de que a mi parecer, injustamente, Holanda eliminaba a México de la Copa del Mundo de Brasil 2014.

Por supuesto que me volví a involucrar con el futbol, como lo hacemos casi todos los que nacimos en este país. Pambolero hasta la médula. Pero siendo sinceros todo tiende a repetirse. México no llega al Quinto Partido; nos ilusionamos de más y el fracaso deja caras largas y mucha decepción. Así ha sido desde que tengo memoria y según lo que me han contado, desde que tienen memoria los demás.

Lee más: México vive de estar en un top mundial que se limita al papel.

Tan iguales son las copas del mundo para nuestro país que incluso en la tragedia se repiten. Parece que todo comenzó en 1970 con Alberto Onofre. El jugador de Chivas sería el salvador del futbol mexicano y no había mejor oportunidad que el Mundial en casa. Era 27 de mayo y faltaban pocos días para que arrancara la competición. Era el último entrenamiento y el día estaba lluvioso, el mismo Onofre dice que su necedad fue lo que lo dejó fuera de la Copa del Mundo y terminó con su carrera.

Decidió cambiarse los tachones y cuando volvió al campo se resbaló y chocó con Juan Manuel Alejándrez. La caída le provocó una fractura de tibia y peroné, motivo por el cual, evidentemente, se perdió de la máxima justa mundialista convirtiéndose en el mártir del futbol mexicano.

Treinta y dos años después ocurrió el mismo episodio pero ahora con un central, quizá uno de los más representativos de nuestro futbol: Claudio Suárez. El emperador pintaba para ser titular en el Mundial de Corea – Japón 2002 y en un entrenamiento en Denver, faltando dos meses para la Copa del Mundo, Claudio pisó un balón y se fracturó el tercio medio del peroné. Se recuperó dos semanas antes de que iniciara la competición pero Javier Aguirre ya había decidido prescindir de él.

Hace cuatro años, cuando Miguel “Piojo” Herrera, después de una eliminatoria penosa en la que dirigió José Manuel “Chepo” de la Torre, se hizo cargo de la Selección Mexicana. Faltaban 13 días para el Mundial y Luis Montes, junto con el Gullit Peña y Gallo Vázquez, venían de tener una temporada magnífica con el León y su convocatoria estaba justificada. En el AT&T Stadium, casa de los Cowboys, México enfrentaba a Ecuador como prepararición para Brasil 2014.

Luis Montes, pensamos, le daría una buena cara a la Selección, en aquel partido había anotado un buen gol con un disparo de afuera del área y minutos después la historia cambiaría. Una entrada imprudente, en medio campo, sobre Segundo Castillo le dejaría una fractura de tibia y peroné y perdería su lugar en Brasil. Javier Aquino, que entonces jugaba para el Villarreal lo supliría.

Y hoy, cuando México enfrentó a Croacia, los fantasmas de las lesiones previas a la Copa del Mundo se aparecieron de nuevo cuando a los doce minutos Araujo se barrió dentro del área, para defender la portería de Guillermo Ochoa, y en el camino la rodilla izquierda se le atoró y le provocó un esguince. Pero aún no se dan a conocer los resultados de la resonancia que se realizó al ser trasladado al hospital.

El central de Santos Laguna era uno de los hombres de confianza de Juan Carlos Osorio y aunque no aseguraba ser titular durante la Copa sería un buen revulsivo en la parte baja de la Selección que es de donde más le duele al Tri.

Resulta complicado entender las lesiones que aquejan al equipo mexicano previo a un Mundial, pero no se puede juzgar a los jugadores que están peleando un lugar en el cuadro titular y disputan cada pelota como si fuera la última. Por lo pronto esperemos el informe de Araujo y de ahí partiremos para saber si el colombiano podrá contar con él para el próximo mes de junio o tendrá que ser reemplazado por ¿Alanís? ¿Ayala?

Publicidad