Andrés Iniesta, el “mago” no reconocido del futbol mundial

Desde hace poco menos de una década, las miradas del futbol se han postrado sobre dos jugadores: Cristiano Ronaldo y Lionel Messi. Es innegable su capacidad y calidad, pero en...

Desde hace poco menos de una década, las miradas del futbol se han postrado sobre dos jugadores: Cristiano Ronaldo y Lionel Messi. Es innegable su capacidad y calidad, pero en muchas ocasiones estos dos astros han opacado a alguien que bien puede hacerles frente por el trono de balompié global: Andrés Iniesta.

El jugador español es una clave esencial del Barcelona reciente. Sin él, muchos de los éxitos culés quizá no hubieran llegado. Su calidad y su visión de juego le permiten manejar los hilos de media cancha hacia el frente. Por él, incluso el propio Messi se ha visto favorecido.

Hace cuatro días, Iniesta llegó a 600 partidos enfundados en la casaca blaugrana. Arribó a la “Masía” en 1996, y han pasado 20 años desde que piso suelo barcelonista para nunca irse (eso creemos). A partir de ese momento todo cambiaría.

Desde el 2005 a la actualidad, el manchego ha ganado ocho ligas españolas y cuatro Champions League, siendo clave en la obtención (algunas veces), pues con Frank Rijkaard al frente, se convirtió en un elemento imprescindible de la plantilla del primer equipo y no ha dejado de serlo.

Al paso de los años, el Mago ha ido aumentando su nivel y estatus dentro del equipo, lo que también le ha permitido ser uno de los máximos referentes de la Selección Española (incluyendo la capitanía). En el 2010, Iniesta fue uno de los pilares para que la Furia Roja llegara hasta la final del Mundial de Sudáfrica.

Imposible no recordar aquel último partido. Iker Casillas se había erigido como la figura bajo los tres palos, pero Don Andrés firmaría la página más gloriosa del futbol español (sin exagerar), al anotar el gol del triunfo, en los minutos de compensación.

Iniesta consagró su carrera ese 11 de julio del 2010. No importa lo que estuvo antes o lo próximo a llegar, ese es EL momento de su inmortalidad. (A menos de que gane otro mundial y anote el gol del triunfo, otra vez)

Para muchos, el Balón de Oro entregado a inicios de 2011 (que ganó Messi), tuvo que ser para el centrocampista español. Su historial y el tanto en Johannesburgo eran las mejores cartas de presentación, sin embargo, no pudo ser (no ha podido ser).

“Se habla de muchos, pero el mejor del mundo es Iniesta. Es un jugador que gambetea, tiene juego, pase de gol, corre, y más. Y aún así todavía no le han dado un Balón de Oro. Igual es que no reúne perfil de marketing, o habla bajito… No sé, pero la gente no se da cuenta de lo bueno que es”, aseguró César Luis Menotti hace unos días.

Cristiano Ronaldo y Lionel Messi acaparan los reflectores, siempre lo han hecho, pero “detrás” de ellos siempre habrá un Fantasma que los acechará. Un jugador que, algunas veces, los ha superado con sus trucos de “magia” y no siempre se le ha reconocido de la mejor manera.

¿Ganará un Balón de Oro? No, quizá ya no. ¿Lo mereció? Quizá demasiadas veces. Aunque eso no le impedirá ser recordado como uno de los mejores de su época y… quizá, sólo quizá, para unos cuantos (o muchos), el mejor.

El Dato: 

El 29 de octubre de 2002, Andrés Iniesta hizo su debut bajo las órdenes de Louis Van Gaal. Desde ese momento ha pisado 600 veces el rectángulo verde, logrando la victoria en 406 ocasiones, es decir, más del 60%.

Publicidad