Acusan de favoritismo y violencia pisocológica a exentrenador mexicano

Las gimnastas mexicanas, Ana Lago y Maricela Cantú, exhibieron maltrato del entrenador Anotnio Barraza y favoritismo hacia Elsa García
La gimnasia vive tiempos delicados. (Foto: Internet)

El deporte amateur en México vive momentos delicados. En la Conade, Ana Gabriela Guevara intenta apoyar a los atletas con poco presupuesto, situación que ha hecho que algunos medios saquen a la luz todas las decisiones que se han tenido que tomar para salir a flote.

Te recomendamos: ¿Quién es Alexa Moreno, orgullo de la gimnasia mexicana?

La gimnasia parece ser el futuro. Los mexicanos empiezan a ponerse al tú por tú con las grandes potencias, pero los maltratos y las mentiras volvieron a ser la nota principal.

En esta ocasión se trató de la gimnasta Ana Lago y la atleta olímpica en Beijing 2008, Maricela Cantú, denunciaron maltrato psicológico por parte de su antiguo entrenador, Antonio Barraza.

“Durante mucho tiempo las gimnastas hemos callado por miedo a vernos afectadas y es momento de alzar la voz y darle paso a la verdad”, dijo Lago e un video que subió a redes sociales.

“Recibía algunas agresiones verbales y psicológicas por parte de dicho entrenador y lamentablemente de una de las compañeras de gimnasia en donde su finalidad era derrumbarme emocionalmente haciendo de mis entrenamientos un infierno día a día durante ocho años de mi carrera como gimnasta”, confesó.

Por su parte, Maricela aceptó ser parte de los engaños y el miedo impuesto por el entrenador mexicano.

“Me di cuenta de la manipulación que tenía este entrenador encima mío, el miedo que le tenía a estos entrenadores era realmente grande. Yo solo tenía 17 años pero no sabía manejar la situación. Hay cosas donde me quedé callada por miedo a esta persona, principalmente”, declaró.

Por otro lado, Ana Lago enfatizó en que tras la salida de Antonio Barraza todo marchó mejor. De pasó criticó las denuncias hechas anteriormente por Elsa García, quien acusó a los coaches franceses, Eric Demay y Cecil Demay, de maltrato.

“Por primera vez en tres ciclos olímpicos tuvimos un ciclo claro, justo y honesto; todo fue claridad y honestidad… Sobre las acusaciones de mi compañera Elsa García, mostrándose como víctima durante el proceso selectivo donde tuvo igualdad de oportunidad y mostrando un video que tiene alrededor de seis o siete meses de antigüedad, manipulando y haciéndoles ver lo que ella quiso que vieran. En lo personal me atrevo a decir que los entrenadores Demay siempre se pararon frente a nosotros con profesionalismo… Antes, mientras todas dábamos el 100% con dolores y molestias, ella si se sentía mal o no quería entrenar simplemente no lo hacía”, enfatizó.

Y por si te lo perdiste, checa lo que hace unos meses pasó con Ana Guevara:

Publicidad