El regreso de Nicolás Castillo al futbol mexicano parece el retorno de una super estrella de rock, ya ven que al futbolista le gusta ser tratado como un líder, pero sobre todo estar rodeado de lujos. El América es el club que se atrevió a abrir la cartera para traerlo de vuelta, es por eso que el chileno ya busca la mejor casa en la mejor zona de la Ciudad de México.

Nicolás Castillo no podrá debutar con el Benfica gracias a la Liga MX

Ahora que Nico arribó a la CDMX, buscó sus contactos que dejó cuando jugó para los Pumas de la Universidad y les pidió que le buscaran uno de los mejores hogares en Santa Fe. Como leen, cuando Castillo estuvo en México en su primera etapa vivió en zona poniente de la ciudad, con todas las comodidades, privacidad, centros comerciales y campo de golf.

Al jugador le gusta estar aislado y tener lujos. Mientras sus contactos le consiguen su nuevo hogar, el chileno está en un hotel pagado por el Club América. Así que nada perdido, esperemos que pronto tenga su casa y pueda concentrarse en jugar al futbol.

Hablando de temas deportivos, cuentan que Castillo ha caído muy bien en el interior de la institución, ya conoció a sus compañeros, estos están dispuestos a conocerlo y tratar con él. El andino tiene la fama de no hacer amigos, pero Miguel Herrera ha pedido a sus jugadores que lo integren, por lo que todos están abiertos a tratarlo.

Hay que recordar que a Nico le gusta ser el líder del equipo, pero debe saber que en el América quienes ocupan ese puesto son: Oribe Peralta, Agustín Marchesín y Mateus Uribe, mismos que están a la expectativa. Pues no quieren que se sienta la estrella, ni que piense que debe ser titular, porque no quieren que releguen a su amigo Henry Martín, quien ha demostrado con goles su potencial.

Productora mexicana prepara película sobre Nicolás Castillo

El Piojo Herrera debe saber cómo manejar el vestidor para que sus jugadores no tengan disgustos y se parta el vestidor. Su once inicial va definir muchas cosas en el interior de la institución, así que mucha suerte con sus decisiones en las águilas.