A las 17:00 horas de este 31 de enero se dará por concluido el mercado de transferencias invernal y algunos equipos aún están en el proceso de confirmar refuerzos, tal es el caso del América, que después de muchas idas y vueltas, por fin fichó a su bomba, Nicolás Castillo.

Tras varias semanas de incertidumbre, la directiva azulcrema y la del Benfica alcanzaron un acuerdo por el delantero este jueves, el cual se concretó gracias a los 10 millones de dólares que los de Coapa pusieron sobre la mesa.

‘Bomba’ del América llegaría directo de Europa

El andino firmó un contrato por los próximos cuatro años y se convierte en el segundo fichaje azulcrema tras la llegada de Nicolás Benedetti hace unas horas.

De acuerdo con varios reportes, Nico Castillo firmó el contrato que lo vinculará a las Águilas a partir de este certamen desde las instalaciones del Benfica. Ayer se rumoró que el delantero chileno había volado con destino a la Ciudad de México, para realizar los habituales exámenes médicos y cerrar su traspaso antes de las cinco de la tarde, día y hora límite para hacerlo.

Los rumores incrementaron y aseguraron que la idea inicial del Benfica era conseguir una transferencia definitiva por Nico, pero no descartaron la posibilidad de un préstamo, condición que el Fenerbahçe quiso aprovechar y puso tres millones de dólares para tener al chileno por el próximo año y medio. Sin embargo, las Águilas de Portugal solicitaron cuatro mdd, cantidad que el cuadro turco ya no quiso pagar, abriéndole las puertas de nuevo al América, que con 10 mdd logró convencer a la directiva lusa.

Pese a esas versiones de la prensa portuguesa, en México -de acuerdo a la reportera Zaritzi Sosa- se confirmó que Nico no voló hacia México, pues su representante incrementó la cuota inicial que estaba pactada. Pero eso se arregló y hoy el chileno puede presumir ser el fichaje bomba de la Liga MX.

OFICIAL: América ya tiene su primer refuerzo

Con este fichaje y con 25 años edad, Nico Castillo acabó su segunda etapa en Europa, tan solo seis meses después de que salió de Pumas. Al América, el chileno llega como referente de la delantera, considerando que el cuadro de Coapa no ha encontrado un atacante fiable desde hace algunos meses.

La presión sobre Nico será máxima, por lo que en caso de no responder a las expectativas pronto, le costará ganarse a la afición azulcrema, eso sin contar que en C.U no será bien recibido.