“El equipo tiene que ganar y jugar bien. Por ello, Miguel Herrera es el técnico ideal para el América“, esas fueron unas de las primeras palabras que mencionó Santiago Baños cuando se dio a conocer que el Piojo regresaba al banquillo azulcrema para una segunda etapa en 2017. ¿Y saben qué? Baños tiene razón: Herrera es el entrenador perfecto para el cuadro de Coapa, pero… ¿por qué?

Manejo de equipo

Desde que comenzó su andar como director técnico, Miguel -más allá de cuestiones estratégicas- ha demostrado que tiene la capacidad de formar equipos ganadores y mucho de ese éxito se basa en la unión que logra implementar entre y con jugadores. Él lo sabe.

Piojo Herrera dejaría al América por dirigir en Europa

Tengo un vestidor bastante complejo, y lo he sabido manejar. Cuando manejas una selección no creo que haya un equipo en el mundo tan difícil, porque tienes 23 figuras y todos quieren jugar…”, mencionó el técnico cuando se confirmaron los fichajes de Nicolás Castillo y Benedetti para el Clausura 2019, asentando su capacidad para llevar de buena manera a futbolistas estrellas.

Conexión especial

El éxito de Miguel como técnico tardó en llegar. Debutó en 2002 como entrenador y desde ese momento estuvo al frente de grupos muy buenos (y otros no tantos). Atlante, Rayados y Xolos están entre los más recordados. Sin embargo, con ninguno de ellos consiguió lo que sí pudo con América: el título. Y vaya que con los regios tuvo oportunidades.

El primer campeonato del Piojo llegó en 2013, curiosamente cuando el cuadro de Coapa sufría una extensa sequía que comenzó en 2005. Sí, cuando quizá los dos -técnico y club- estaban más necesitados, apareció esa conexión que hoy parece tan fuerte y que recientemente dejó otro trofeo en las vitrinas de Coapa, gracias al título del Apertura 2018.

Sin embargo, el éxito de esta mancuerna no solo se mide en campeonatos, ya que en partidos de alta tensión ambos han sabido responder de gran manera. Los Clásicos ante Pumas, Chivas y Cruz Azul (equipo contra el que ganó sus dos trofeos Miguel) son el indicador más relevante.

En total, América-Piojo han disputado 37 duelos frente a los rivales mencionados, el saldo es de 22 triunfos, 12 empates y solo tres derrotas, lo que hoy tienen a Miguel como el entrenador más ganador en estos juegos.

Además, la directiva azulcrema y Herrera también han sabido compaginarse de manera perfecta para salir adelante, aspecto que no siempre se consigue. Ahí está el caso de Antonio Mohamed, quien pese a ser campeón no terminó de buena manera con la institución.

Genética “ódiame más”

Al hablar de América y Piojo Herrera se sabe que no todo será color de rosa. Y es que nadie puede negar que, tanto club como entrenador, pueden llegar a generar una gran antipatía, aspecto que comparten a la perfección con el característico “ódiame más”.

Miguel Herrera quiere dirigir en el extranjero

Mientras la institución se gana el odio presumiendo campeonatos y auto refiriéndose como el equipo más importante de México, Miguel lo hace a través de sus maneras de comportarse y sus palabras. Recriminar a los árbitros de manera constante -y en ocasiones agresiva- cuando se siente perjudicado o frases como “si Ricardo Pelaéz fuera tan bueno, no lo hubieran corrido del América, seguiría aquí”, solo sirven para demostrar que técnico y equipo fueron hechos el uno para el otro, para bien y para mal.

Mientras los éxitos y buena relación se mantengan, luce casi imposible que esta dupla se separe, pero bien dicen que no todo es para siempre, ¿no? Ya se verá.