Desde hace varios años, a la hora de fichar, América ha dejado de fijarse en los grandes nombres para centrarse en lo que en verdad necesita el equipo y ejemplos tiene de sobra para seguir preponderando esta filosofía, el último de ellos Jérémy Ménez, quien pasó sin pena ni gloria por el club. Sin embargo, pese al éxito reciente, en ocasiones es imposible que sus aficionados duden de las nuevas ‘adquisiciones’, tal es el caso de Federico Viñas, quien acaba de llegar a la institución azulcrema.

Te recomendamos: En Barcelona hay interés por Nico Castillo

Después de la fractura que sufrió Nicolás Castillo y las múltiples lesiones de otros jugadores, América se vio en la necesidad buscar un delantero y lo encontró en Uruguay con Federico, un jovencito de 21 años que en estos momentos genera más dudas que certezas e incluso él lo sabe.

Último momento: Jérémy Ménez anuncia su salida del América

“Yo creo que tienen que tener confianza, soy joven, no me conocen; yo creo que hay que darle oportunidad a que vean cómo juego”, mencionó Viñas antes de que fuera oficializado por las Águilas, consciente de lo que se habla de él, pero… ¿de dónde salió este delantero?

De perfil zurdo, Viñas solo ha defendido la playera de un equipo a lo largo de su muy corta carrera: el Club Atlético Juventud, mejor conocido como Juventud de las Piedras, de su natal Uruguay. El debut profesional de Viñas se dio en el 2018, cuando su equipo estaba en la Segunda División del futbol charrúa y con él consiguió el ascenso al máximo circuito, donde -antes de firmar con las Águilas- jugó en 20 encuentros y anotó cinco goles.

¿Cuáles son sus características en el campo? Él mismo lo explicó para ESPN: “Soy potente, me gusta hacer diagonales. Me gusta el doble arribo, me caracterizo por eso”, reconoció en el programa Jorge Ramos y su banda. Por su parte, el sitio Goal, al igual que su representante, también reconoce su fuerza física, misma que le ayuda a tener un buen juego aéreo.

¡Un hospital! Otro jugador de América causa baja por fractura

Si bien no es un delantero fijo de área, parece que Federico tiene la capacidad de generarse sus propias ocasiones de gol y tiene presencia constante en el ataque, lo cual demostró en menos de un minuto con el conjunto de Coapa.

En su partido debut con América, frente a Pumas, Federico metió un pase filtrado a Jorge Sánchez y este le devolvió -con un poco de suerte incluida- para que el uruguayo hiciera una presentación soñada en el Estadio Azteca.

Federico Viñas llegó a las Águilas a préstamo por un año, por lo que tendrá 12 meses para demostrar de lo que es capaz y con un tanto de suerte, llenar el ojo por completo de los de Coapa. Empezó de gran manera.

Y hablando del América: