El nombre de Nicolás Castillo y su llegada al América sigue generando opiniones en el entorno de la Liga MX. Los aficionados de las Águilas disfrutan, mientras que el técnico de Pumas (Bruno Marioni) no vio con buenos ojos su fichaje con el acérrimo rival. Sin embargo, Marioni no fue el único que ‘desprecio’ la llegada del delantero a Coapa, ya que una leyenda del americanismo también alzó la voz en contra del exjugador del Benfica, aunque parezca sorpresivo.

En entrevista para Televisa, Nico aseguró que “hablé con Zamorano y me ha apoyado en todo. Todo lo que necesite, él va a estar. Es un orgullo que un jugador tan importante te muestre su apoyo. Fue el único chileno que me apoyó. El otro que me nombran (Reinoso), no me ha apoyado en nada”, lanzando una indirecta contra el exjugador y técnico chileno.

Nicolás Castillo busca la mejor casa en zona exclusiva de la CDMX

Tras las palabras de Castillo, la respuesta de Reinoso no se hizo esperar y la realizó a través de Twitter, en la cual le dijo al delantero que “cierre la boca. A nosotros nos costó abrir el camino. Hay que tener memoria en el futbol“, escribió el que fuera mediocampista de las Águilas, dejando claro Nico no es de su agrado.

En entrevista con ESPN, Reinoso reafirmó su postura y dejó saber el porqué el nuevo fichaje de las Águilas no le convence. “No me gusta Nico Castillo porque se le olvida que, cuando jugó con Pumas, agredió verbalmente al América. No me gusta la gente que un día ataca al América y al otro, por un contrato, son felices de estar acá”, mencionó de manera clara Carlos, quien tiene un pensar que seguro comulgará con el varios aficionados, ya que a muchos no se les olvida los ataques que el chileno lanzó en más de una ocasión contra el equipo de Coapa.

Nicolás Castillo no podrá debutar con el Benfica gracias a la Liga MX

Horas antes, El Maestro también para ESPN aseguró que no defenderá a Nico Castillo “por ser mi paisano. Él ofendió en su momento al amor de mi vida, al Club América”, por lo que queda claro que el actual delantero no recibirá la bendición de uno de los mejores jugadores en la historia de las Águilas.