La obsesión del América con los sudamericanos

En los últimos años el América cerró varios fichajes que demostraron su afición por ciertos sudamericanos en distintas etapas
(Foto: Los Pleyers)

En el futbol nunca importó la edad, el rendimiento físico y la vida saludable, bastaba con patear un balón para olvidarnos un poco del planeta llamado mundo.

Te recomendamos: La Bundesliga se llevaría uno de los mejores jugadores del América

La profesionalización del futbol trajo consigo muchas exigencias, entre ellas un entrenamiento, una buena alimentación y dejar la vida de antes. Hoy vemos a muchos jóvenes abandonar su hogar y el lugar en donde nacieron y crecieron para cumplir su sueño.

Y en Sudamérica esta cuestión es más increíble aún. Cientos de futbolistas dejan su país de origen para mejorar, ya sea de forma económica o futbolística. Si nos vamos al balompié mexicano hay muchos equipos que cada mercado de fichajes salen en busca de nuevas piezas para apuntalar su equipo.

En la Liga MX es normal que abunden los argentinos, los colombianos y hasta los uruguayos. Obviamente hay de otras nacionalidades, pero estas son las que dominan en nuestro país. Y el América es uno de los clubes que más se ha arraigado a cierto tipo de extranjero en los últimos años.

Durante una etapa vimos a varios paraguayos vestir la playera azulcrema, después cambiaron la zona de búsqueda y se fijaron en los cafetaleros y hoy, en pleno 2020, la tirada volvió a cambiar para apostar por el talento uruguayo.

Primera etapa

Antes de la llegada de Ricardo Peláez como presidente deportivo de Las Águilas, existió un goleador llamado Salvador Cabañas que enamoró a los americanistas. Su salida se debió a cosas extra cancha pero el buen sabor de boca que dejó el delantero de origen guaraní haría que años más tarde, la directiva se fijara mucho en los jugadores paraguayos.

El primero en arribar fue Osvaldo Martínez, en 2013. Luego vino el defensa central, Pablo Aguilar y meses después Miguel Samudio. Posteriormente se apostó por Cecilio Domínguez, Cristhian Paredes y Bruno Valdez. Hoy solo queda el último mencionado y tal parece que muy pronto dejará el nido para emprender un nuevo rumbo hacia Europa.

Segunda etapa

Cuando la comitiva azulcrema se dio cuenta de que los paraguayos dejaron de ser redituables volvieron a sacar el mapa y fijaron un nuevo objetivo más al norte de Sudamérica: Colombia.

En 2009 arribó un central cafetero a las filas del nido: Aquivaldo Mosquera. Desde entonces arribaron jugadores como Darwin Quintero, Andrés Andrade, Luis Gabriel Rey, Mateus Uribe, Andrés Ibargüen, Roger Martínez y Nicolás Benedetti.

Tercera etapa

El regreso de Miguel Herrera al banquillo del América sirvió para sumar a las vitrinas tres títulos más y para volver a cambiar el país de seguimiento.

Recientemente, Federico Viñas desembarcó en Coapa a préstamo y solo para ocupar el lugar en lo que Nico Castillo regresaba a las entrenamientos. El rendimiento del charrúa fue tan bueno que la comitiva azulcrema hará válida la opción de compra y tendrá delantero por varios años.

Para el Clausura 2020 trajeron a un nuevo uruguayo, Sebastián Cáceres y se quedaron cerca de Nicolás Acevedo, por lo que nos dieron a entender que seguirán de cerca el mercado charrúa por varios meses.

Y por si te lo perdiste:

Publicidad