Los goles de Valdez y Benedetti bastaron para que las Águilas del América hicieran pasar su primer trago amargo del 2019 a las Chivas. Los azulcremas consiguieron su pase a las semifinales de la Copa MX por la mínima, pero quizá lo más satisfactorio fue dejar en el camino al odiado rival.

Aunque el partido empezó con pocas acciones que comentar, poco a poco los azulcremas fueron tomando el control de la cancha, convirtiéndose en el equipo más peligroso.

La promesa de Chivas que el America rechazó

Los azulcremas fueron los primeros en prender las alarmas en el arco tapatío. En una descolgada de Ibargüen, el chileno Nico Castillo no pudo cerrar la pinza y poco después sacó de la chistera un remate en el corazón del área que pudo rechazar con grandes reflejos Miguel Jiménez. 

Las Águilas ya eran dueñas del juego y las Chivas se dedicaron a la espera en su mitad de la cancha. Al minuto 17, el juvenil José Hernández Clemente se animó con tremendo riflazo que nuevamente el guardameta rojiblanco rechazó empleándose al máximo.

Pasó media hora de juego y la pesadilla del Rebaño ya tenía nombre: Andrés Ibargüen. El colombiano fue un verdadero demonio por la banda izquierda desparramando rivales y hasta dándose el lujo de pintar algunos caños.

No fue hasta el ocaso del primer tiempo cuando las Chivas mostraron algo. Alexis Vega fue de los hombres que pusieron a trabajar a Marchesín, sin embargo la puntería no les ayudó.

Francisco Chacón, el árbitro del encuentro, pitó el final de la primer parte y los jugadores azulcremas se le fueron encima por algunas decisiones polémicas, pero principalmente por un altercado que tuvo el silbante con Miguel Herrera. 

Tras los 15 de descanso, los tapatíos movieron sus piezas buscando ser más ofensivos, entraron Alan Pulido (por Vega) e Isaac Brizuela (por Villalpando).

Ya en el complemento, el grito de gol por fin se escuchó en el Estadio Azteca cuando al minuto 58, cuando en un tiro de esquina y tras varios rebotes en el área rojiblanca, Bruno Valdez aprovechó para poner las pelota en las redes y poner en ventaja a los emplumados.

Para cerrar la obra y poner el último clavo en el ataúd jalisciense, Nico Benedetti aprovechó una pifia del Rebaño para guardar la pelota y poner el marcador 2-0.

El resto del duelo, las Chivas mejoraron, sin embargo nunca encontraron la profundidad y el peligro en el marco de Marchesín, despidiéndose así del primer torneo del año y de la forma más amarga.

Árbitro del Clásico Nacional se burló de Miguel Herrera [Video]

Ahora, el América enfrentará a los Xolos de Tijuana en las semifinales de la Copa MX. En la otra llave, los Pumas esperan al ganador de la serie entre Juárez FC y Veracruz. 

También no olvidemos que Águilas y Chivas tendrán un “segundo round” este sábado en la cancha del Estadio Chivas cuando se vean las caras nuevamente en la jornada 11 del Clausura 2019.