América sigue en plan grande en este inicio de torneo y ahora venció a Monterrey 2-0 en el Estadio Azteca para quitarle el invicto en este torneo Apertura 2018, dentro de la actividad de la Jornada 4 de la Liga MX.

En una cancha con unas condiciones terribles y bajo la constante lluvia que cayó en el sur de la Ciudad de México, las Águilas saltaron al terreno del juego en busca de seguir mejorando, mientras que Monterrey quería alargar la buena racha sin conocer la derrota para de esta forma continuar en lo más alto de la tabla.

El conjunto local comenzó a hacerse con la posesión del esférico en los primeros minutos del partido, y conforme avanzaba el tiempo, crecía cada vez dentro del terreno de juego, lo que derivo en que a los 23 minutos de partido, tras un error de la defensa, el colombiano Roger Martínez tomó el balón en tres cuartos de campo, condujo, ingresó al área y sacó un disparo cruzado de pierna izquierda para poner en ventaja a su equipo.

Apenas seis minutos después, el defensor John Stefan Medina dejó a su equipo con un hombre menos en el campo, pues después de un pisotón sobre Guido Rodríguez, recibió la segunda tarjeta amarilla y se fue al vestidor de forma temprana, colocando a su equipo en una situación desfavorable para remontar.

Con las condiciones de la cancha y el hombre de más, América intentó aprovechar a los jugadores que más velocidad tenía dentro del terreno de juego, lo que provocó que el partido entrara en un lapso de ida y vuelta para ambos equipos, pero que no generó ninguna ocasión clara y se mantuvo el marcador con ventaja mínima para los de Coapa al descanso.

Ya en la segunda mitad, el defensor paraguayo Bruno Valdez puso el 2-0 en el marcador cuando aprovechó un gran centro de Mateus Uribe en un tiro de esquina y se levantó solo dentro del área para rematar de cabeza y poner el balón en el fondo de la portería.

Ya con la ventaja de dos goles, Monterrey bajó un poco la intensidad en el partido, pero América siguió en busca de marcar más goles, pero la figura de Marcelo Brovero apareció en varias ocasiones para evitar que el partido se convirtiera en una goleada.

América continuó avisando y en el minuto  79, cuando Carlos Vargas pidió el balón en un tiro libre y lo cobró al poste del arquero, pero el esférico dio en el palo. Sin embargo, cuatro minutos después, Renato Ibarra hizo una gran jugada por la banda de la derecha y le dio un pase a Andrés Ibargüen quien quedó mano a mano frente a Barovero, se quitó al arquero y fue derribado dentro de ella; el colombiano pidió el balón y ejecutó correctamente el penal señalado por el árbitro y consumo la goleada americanista.

Con este resultado, Monterrey pierde el invicto en este torneo, mientras que el América dormirá como superlíder de la competición con 9 unidades.