Hace ya varios años que el Atlante ha comenzado un vía crucis para conseguir aficionados que los alienten, pero que también hagan del equipo un negocio redituable. Antes de que el club se mudara a Cancún, estuvieron jugando en el Estadio Azteca y en el Neza 86, sin embargo llegó una buena propuesta en Quintana Roo. En el 2007, se mudan al estadio Andrés Quintana Roo y aunque todo comenzó con un campeonato, los años hicieron que la afición abandonara las gradas e incluso que descendiera.

En los últimos meses se ha hablado de que el equipo comenzaría una nueva mudanza, con el objetivo de recuperar afición, pero ¿funcionará? Si el dueño quiere tomar estas determinaciones es porque el Atlante ya no es un negocio y busca revalorizar la marca. Se han manejado dos opciones, la primera es regresar al equipo a la Ciudad de México. El segundo es trasladar el club a Acapulco. Todas como una medida de rescate al equipo con historia.

Los atlantistas que leerán está nota estarán de acuerdo, pero seamos objetivos, dejemos el fanatismo de un lado, ¿quién se acuerda del Atlante en el futbol? Para que no crean que solo es hablar por hablar, van los datos.

LEE MÁS: Atlante tiene a su rival en Cancún y se llama Pioneros.

Desde que el equipo descendió no han tenido al apoyo que se esperaría para un equipo mítico. En el presente torneo los Potros de Hierro tienen una de las asistencias más bajas en el Ascenso Bancomer MX. Después de cinco partidos jugados en el estadio Andrés Quintana Roo, han reunido un total de 19, 488 aficionados. En cuestión de asistencia los azulgranas solo están por arriba de Potros UAEM, Murciélagos, Mineros de Zacatecas, Atlético Zacatepec y Celaya.

Para ingresar a un partido del equipo el boleto vas de los 50 a 100 pesos, lo que quiere decir que por concepto de taquilla 1, 461, 600 pesos, cantidad que no alcanza para pagar todos los gastos.

Asistencia al estadio por jornada

Asistencia al estadio por jornada

Los números presentados no lucen tan malos, pero regresemos un poco, tan solo un año atrás. En el torneo Apertura 2016, el Atlante era el tercer equipo con la asistencia más baja con una media de dos mil aficionados por partido, solo por arriba de Loros de Colima y Murciélagos. Incluso disputo una final contra Dorados y no pudo llenar su estadio.

Los datos son revelados por el mismo dueño Enrique Burillo, quien en entrevista mencionó, “no lo puedo decir realmente, pero sí sería un equipo de la talla del Atlante. Sería ideal, pues tenemos 35 mil seguidores en la Ciudad de México y es una marca muy importante”.

Apenas 35 mil espectadores en la CDMX, lo que representa su principal mercado. Esto nos dice que poco a poco la afición se ha olvidado de ellos, esperemos que el futbol no lo haga.