Alebrijes y Zacatepec no podrían jugar en Primera División

Los equipos que disputarán la Final del Apertura 2019 en el Ascenso MX no cumplen con los requisitos para estar en Liga MX
(Foto: Internet)

Quisiera saber el pensamiento de todo el personal que labora en el Ascenso MX. Uno trabaja conforme a objetivos y por el bien de la institución. Cuando arrancó el Apertura 2019 se anunció que los 14 equipos que integran la Liga de Plata estaban certificados para subir al Máximo Circuito.

Te recomendamos: La liguilla, una mina de oro para equipos del Ascenso MX

Con base en eso, los clubes pelearon a lo largo de todo un semestre en busca de medio boleto por el ascenso. Tras unas Semifinales reñidas, la Gran Final la disputarán Alebrijes de Oaxaca y Cañeros de Zacatepec, pero con la pequeña y casi insignificante -para la Liga- diferencia de que quizás los dos conjuntos no cumplan con los requisitos de subir de categoría.

De acuerdo con información de David Medrano, todo lo que se dijo antes de arrancar el certamen fue una verdad a medias. En efecto, los 14 equipos estarían certificados, pero siempre y cuando aprueben la certificación que se llevará a cabo en Marzo del 2020.

Esto quiere decir que hasta el momento ni Alebrijes ni Zacatepec están preparados para jugar en Primera División.

Muchas cosas por hacer

Este viernes y el que viene (6 de diciembre) se definirá al nuevo campeón del Ascenso MX. Y quien sea que salga victorioso tendrá que vivir con la duda de saber si es apto de estar en la élite del balompié azteca.

En ocasiones anteriores se ha dado a conocer la serie de requisitos que las escuadras deben cumplir para ascender. Una de ellas es contar con categorías Sub-15, 17, 20 y cuadro femenil. También, se debe contar con las instalaciones suficientes para que estos grupos entrenen sin contratiempos.

Otra cosa sumamente importante es acreditar ante la empresa, Ernst & Young, la procedencia del dinero con el que opera la institución. Hay que tener a la mano las copias de los contratos con los patrocinadores que se tienen, estados financieros y las declaraciones fiscales hechas hasta marzo del año entrante.

Por si fuera poco, se tiene que realizar un pago de 250 mil pesos, que es lo que cuesta el trámite, sin importar si se aprueba o no la certificación.

Lo único positivo es que la capacidad de los estadios ya no es una limitante, aunque deberán tener todo en regla si quieren subir a primera.

Y por si te lo perdiste: