Aficionados croatas intentan perturbar un partido de Europa League

El Everton recibió al Hajduk Split para disputar un partido, de la primera ronda de la fase final, de la Europa League y los aficionados croatas se dieron cita para...

El Everton recibió al Hajduk Split para disputar un partido, de la primera ronda de la fase final, de la Europa League y los aficionados croatas se dieron cita para apoyar a su equipo en Liverpool. Sin embargo, el gol de Michael Keane provocó que los fans del Hajduk intentaran saltarse al campo para mostrarle a los jugadores su descontento.

La seguridad del estadio tuvo que replegarse en una esquina de la cancha para contener a los aficionados mientras los futbolistas, cuerpo técnico y los árbitros veían con desconcierto lo que sucedía en las gradas.

 

Tal fue el enojo de los croatas, que un aficionado decidió robarse un cartel del baño con el escudo del Everton para mostrar la insignia al revés como una burla e insulto para el equipo local.

El juego tuvo que ser suspendido por unos minutos y al final el Everton terminó venciendo por 2-0 a su rival.