Una vez más la gente volvió a demostrar su inconsciencia y falta de comportamiento en un partido de futbol. Este martes comenzó el torneo de clubes más importante del mundo: la Champions League. Y en lo deportivo el certamen cumplió como se esperaba, lamentablemente no su puede decir lo mismo por parte de los seguidores. Y es que en la previa del encuentro entre el PSV y el Barcelona se presentó lo que aparentemente era un conato de bronca entre aficionados.

Y efectivamente, hinchas del PSV y del Barcelona se enfrentaron en un lugar cercano al Camp Nou. La brutal pelea dejó una persona gravemente heridas y un establecimiento bastante dañado.

El Barcelona tiene real interés en el Chucky Lozano

Gracias a un video emitido por el medio español, Diario As, se observa como los aficionados del PSV y del Barcelona se lanzan sillas y otros objetos. En una toma más cercana se ve a una persona tirada en el suelo cubriéndose de los ataques. Tres hinchas culés aprovecharon su estado para pegarle, patearlo y dejarlo prácticamente inconsciente. Minutos después los agresores huyen del lugar junto con todos los demás involucrados.

De acuerdo con información de varios medios españoles, los seguidores del PSV fueron los que iniciaron el pleito. En la cadena catalana, Antena 3, entrevistaron a los vecinos que fueron testigos del brutal ataque.

“Ya venían con bengalas y cohetes. Hay bares baratos por aquí. Cuando llegaron aquí se dio la pelea y ya; hubo gritos y locura. Hemos ido al ayuntamiento, a la guardia urbana y a la policía. Ya estamos acostumbrados; hay que guardar y callar”, dijo uno de los testigos para Antena 3.

La barra del Barcelona, Boixos Nois, fue la que estuvo involucrada en la batalla que terminó al dejar a un hincha del PSV lesionado y el cual tuvo que ser trasladado a un hospital.

Así reaccionó la prensa holandesa con el debut de Erick Gutiérrez en el PSV

Ya en el encuentro, los blaugranas vencieron 4-0 a los holandeses con tres goles de Lionel Messi. A pesar de la gran actuación de los culés, los aficionados de ambos conjuntos mancharon el inicio de la Champions League 2018-19.