Tigres reconoció a aficionado que salvó a niños de un incendio

Gibrán Salas fue ovacionado por la afición de Tigres, tras salvar la vida de unos niños que se encontraban en un incendio.
(Imagen: MEXSPORT)

En los últimos años, los seguidores regiomontanos han adquirido mucha importancia en el futbol mexicano. El buen paso de sus equipos, sobre todo de Tigres, han provocado que le gente voltee a ver hacia el norte. Los clubes nosteños se han hecho presentes en la Liga MX. Y aunque no son muy queridos, hoy hay que aplaudir lo hecho por un aficionado felino, quien arriesgó su vida por salvar a la de unos niños que estuvieron a punto de morir en un incendio.

Aunque ya es un dicho muy trillado, hoy sí cabe el decir que no todos los héroes usan capa. Gibrán Salas, fiel aficionado de Tigres, recibió un reconocimiento en el Estadio Universitario este sábado por su heroica acción. El agradecimiento se le otorgó al medio tiempo del juego Tigres vs Atlas de la Jornada 8 del Torneo Apertura 2018.

La ovación hacia el joven mexicano se dio por toda la gente que asistió al Volcán para el partido de liga. Reconocieron la valentía y gallardía de Gibrán Salas por haber puesto su vida en segundo término para salvar la de otras personas que se encontraban en un auto, en medio de la carretera y en medio de un incendio.

Los hechos ocurrieron el pasado 19 de agosto. Gibrán Salas viajó hacia Torreón, Coahuila, para alentar a sus Tigres, quienes tuvieron una complicada visita en el Territorio Santos Modelo. Los de Ferretti no pudieron evitar la derrota ante la escuadra de Salvador Reyes. En ese encuentro, los felinos erraron dos penales, la suerte no estuvo de su lado ese día.

Pero el juego pasó a segundo término cuando Gibrán Salas iba de regreso a casa. En la carretera se percató de un accidente que estaba metros más adelante. Un vehículo empezaba a incendiarse. En ese momento, el aficionado felino se dio cuenta que en el intetior del auto había personas con vida.

Sin pensarlo, Gibrán Salas corrió hacia el automóvil y rompió una de las ventanas para sacar a los niños que estaban a punto de morir quemados. Tras sacarlos a todos, el joven fue llevado a un hospital para ser atendido. Diez puntos de sutura en una de sus manos fue el resultado de haber salvado algunas vidas. Pero que en el recuerdo quedará su acción.

 

Publicidad