Fanáticos olvidaron el playball en la LMB

Arranca la segunda temporada 2018, llamado Temporada de Otoño, de la LMB.

El martes 3 de julio dio inicio el segundo torneo de 2018 en la Liga Mexicana de Beisbol. Con buenos duelos de pitcheo y encuentros en los que se repartieron los batazos y las carreras, esta nueva temporada de 2018, llamada de Otoño de la LMB, busca lograr que la afición se reenganche con la liga de beisbol del país recuperar glorias pasadas. Pero, por desgracia, la respuesta en los estadios no fue la esperada.

El promedio de entrada para esta jornada inaugural no fue el esperado, con un aforo promedio de 4,600 personas en los estadios. El Estadio de Beisbol de Monterrey registró la entrada más alta con 8,471 asistentes, mientras que en el Estadio Nelson Barrera en Campeche, apenas tuvo 753 espectadores.

Una de las razones por las que se instauró este nuevo formato (dos torneos en un mismo año), era para que la afición regresara a los estadios y aumentar la expectativa de los aficionados, ya que los equipos podrían tener más posibilidades de avanzar a playoffs y ser campeones en un año. Sin embargo, el playball de la Temporada de Otoño fue recibido con indiferencia por los beisboleros del país.

En el día inaugural, los Leones de Yucatán estrenaron la defensa de su título apaleando  19-3 a los Tigres de Quintana Roo, en un partido que pareció una práctica de bateo para los campeones, que, anoche, dieron 5 cuadrangulares y 21 imparables en el Estadio Beto Ávila.

Los Acereros de Monclova se estrenaron en la segunda temporada 2018 de otoño apaleando 23 carreras a 3 a los Tecolotes de Dos Laredo.

Los Saraperos de Saltillo, tras un espectacular recibimiento con pirotecnia, atacaron con rally de 6 carreras en el sexto rollo, con gran noche de Christian Zazueta, que se despachó con par de cuadrangulares y 6 producidas para así apalear 16 a 7 a Rieleros de Aguascalientes.

Debido a la lluvia que cayó anoche en la Ciudad de México y sobre el terreno de juego del Estadio Domingo Santana “La Fortaleza”, el duelo inaugural entre Bravos de Laredo y Diablos Rojos del México quedó empatado a 3 carreras por bando.

El jonrón de tres anotaciones en el séptimo inning del oriundo de República Dominicana, Olmo Rosario, rompió el empate a cero carreras, los Piratas de Campeche vencieron 3-1 a Olmecas de Tabasco.

En un cerrado compromiso que se definió por la mínima, los Toros de Tijuana de llevaron la victoria 3-2 sobre los Sultanes de Monterrey en el primer juego de la serie entre ambos equipos

Con gran apertura del pitcher Irwin Delgado y un cuadrangular de 3 carreras de Samar Leyva, los Guerreros de Oaxaca se quedan 4 a 0 con el primer juego de la serie inaugural frente a Pericos de Puebla.

El brasileño, Tiago da Silva tiró pelota de apenas 4 hits, Luis Alfonso García y Juan Sandoval tuvieron buenas actuaciones que ayudaron a los Generales de Durango ganar 1-0 a Algodoneros de Laguna.

(Imagen: Twitter/ LMB)

Es importante recordar que el torneo contará con 57 juegos, 45 contra equipos de la misma zona y 12 interzonas, lo que  que convierte el torneo en uno que no permite una mala racha porque se corre el riesgo de quedar fuera de la postemporada. Algo parecido a lo que pasa en el futbol.

Veremos si con el avance de la temporada, mejora la asistencia a los estadios y la LMB puede recuperar, poco a poco, el lugar que alguna vez tuvo en la afición beisbolera -y no tanto- de México.

Publicidad