Afición de Santos se pelea con la policía [Video]

Por una decisión administrativa, Santos perdió 3 a 0 la ida de octavos de final contra Independiente. Eso desató violencia en el partido de vuelta
(Imagen: YouTube)

Otra vez la violencia hace de las suyas en un partido de fútbol. El partido de vuelta por octavos de final de la Copa Libertadores entre Santos e Independiente fue suspendido sobre el final debido a serios incidentes provocados por los aficionados brasileños, que jugaban como locales. La razón que explica este comportamiento radical de los aficionados está en la decisión de la Conmebol de darle el triunfo del juego de ida por 3-0 a la escuadra argentina, por la inclusión indebida del uruguayo Carlos Sánchez.

Como mencionábamos, Santos perdió 3 a 0 en la mesa, porque incurrieron en la alineación indebida de Carlos Sánchez. En el duelo disputado en Avellaneda había terminado 0-0. Sin embargo, el Independiente protestó por la mala inclusión por parte del Santos del exjugador del Monterey, Carlos Sánchez, quien acarreaba una suspensión de su paso por River Plate en 2015. Al dejar el futbol sudamericano para jugar en con el Puebla de México, no cumplió con dicha suspensión. Así que la Conmebol falló a favor de El Rojo.

(Imagen: Twitter)

Los serios incidentes ocurridos en el estadio Pacaembú, casa del Santos, obligaron a la suspensión del partido entre los brasileños y el Independiente, en el que ambas escuadras se jugaban el pase a los cuartos de final de la  Copa Libertadores. A falta de diez minutos, con el juego empatado 0-0, una serie de bombas de estruendo fueron lanzadas al banco de El Rojo, mientras que varios simpatizantes del Peixe intentaron derribar una valla, burlaron a la policía y algunos pudieron ingresar al campo de juego.

https://www.youtube.com/watch?v=p9WubHGan78

Las incidencias se agudizaban en las tribunas y la policía brasileña actuó inmediatamente imponiendo orden contra los revoltosos que intentaban trepar e incluso romper las vallas y las rejas. El juez central del encuentro el chileno Julio Bascuñán, junto a sus asistentes y el comisario del estadio, llegaron acuerdo de finalizar el cotejo por falta de seguridad. Una noche bochornosa más para la Copa Libertadores.

(Imagen: YouTube)

Una vez que se retiraron los árbitros y el Independiente, los aficionados del Santos se metieron en el césped, y otra vez la policía se vio forzada a intervenir. Tanto así que el propio técnico del Santos, Cuca, se metió a la cancha para defender a algunos aficionados del Peixe.

(Imagen: Twitter)

No fueron los únicos incidentes violentos. Antes del arranque del partido, se reportaron actos de violencia de la afición de Santos contra de la de Independiente.

Esperemos que estos actos se vayan erradicando del futbol. Por lo pronto, habrá que esperar para saber que medidas toma Conmebol al respecto.

Publicidad