Adoptan niños huérfanos en China para convertirlos en peleadores de MMA

El deporte es parte de la formación integral de un infante y si este es un arte marcial es complementado con una filosofía de que les ayudará en su vida,...

El deporte es parte de la formación integral de un infante y si este es un arte marcial es complementado con una filosofía de que les ayudará en su vida, sin embargo hay organizaciones de ayuda que hacen lucir estas prácticas muy sospechosas. En China, e Enbo MMA Club se encargó de adoptar a más de 400 niños huérfanos para formarlos como peleadores de MMA y que en un futuro lleguen al UFC.

Ante un muy posible caso de explotación infantil, la Policía de Chengdu, de la provincia de Sichuan, está investigando al club después de que un video se hiciera viral en el que dos menores salen peleando en una jaula. El video relata el proceder del Enbo MMA Club y sus organización de cientos de huérfanos en situación de calle que son entrenados para convertirse en peleadores profesionales de MMA o lleguen a ser parte de las fuerzas policiales chinas.

En el video aparecen varios niños de entre los 12 y 14 años entrenando donde se muestran escenas de una función de MMA con todo y edecanes. Los entrevistados, durante la grabación, contaron quiénes son sus ídolos como Conor McGregor y hasta el miedo que sienten a la hora de subir a la jaula.

Wang Zhou, coach de Enbo, afirmó que a los niños se les ofrece ayuda económica cuando lo necesitan gracias a lo ganado por los peleadores, siendo este su modelo de negocio o supervivencia, aunque no dijeron si se les pagaba como tal a los niños.

En Bo, quién es el fundador del club, aseguró que el Buró de Asuntos Civiles de China es quien autorizó las más de 400 adopciones de los huérfanos o niños abandonados por su familia y declaró: “Ellos están de acuerdo, ellos lo sellaron y los mandan aquí”.

Por extraña que parezca esta situación, no es la primera vez que sabemos de niños peleando en las artes marciales mixtas, recordemos que hace un mes fue el debut de MoMo en Japón, una peleadora profesional de tan solo 12 años de edad, además de las funciones organizadas por el cabeza de estado de Chechenia, Ramzan Kadirov, que incluía a sus hijos menores de edad.