Pasa el tiempo y creemos que vamos mejor, que avanzamos más hacia una equidad que hace años era impensable. Pero con lo que ocurrió este día en la gala del Balón de Oro 2018 uno denota todo lo contrario.

El gran ganador de la noche fue el futbolista croata del Real Madrid, Luka Modric, quien se llevó el ansiado trofeo y dejó atrás 10 años de hegemonía de Cristiano Ronaldo y Lionel Messi. Para muchos fue una sorpresas, otros ya sabían lo que venía y varios más hasta calificaron la ceremonia como una farsa. Pero entre todo hubo un momento único y que quedará marcado de por vida.

El Balón de Oro es el premio más sobrevalorado

La gala del Balón de Oro 2018 se llevó a cabo en Francia y tuvo a la primera mujer en la historia que se lleva esta distinción. La futbolista noruega del Olympique Lyon, Ada Hegerberg fue la gran ganadora de la noche. La jugadora hizo historia y recibió el galardón luego de su gran año con el club francés.

Ada Hegerberg Balón Oro Los Pleyers

Ada Hegerberg con el primer Balón de Oro otorgado a una mujer. (Imagen: Getty)

Lamentablemente, cuando Ada tuvo el premio en sus manos el presentador de la noche, Martin Solveig, le preguntó si podía bailar en el escenario de una forma cercana al ‘perreo’, esto provocó que el momento se volviera incómodo y sexista.

“¿Puedes hacer twerk (similar al ‘perreo’)?”, preguntó Solveig a Ada Hegerberg, quien respondió con la cabeza molesta y de inmediato alejó la mirada del entrevistador ante los ojos incrédulos de KylianMbappé, Luka Modric y demás jugadores presentes.

Este pequeño acto encendió la polémica en redes sociales, donde se catalogó el hecho como machista, sexista y de una total falta de respeto hacia la futbolista de Noruega. Al término de la gala, Martin Solveig ofreció disculpas a través de su cuenta personal de Twitter.

“Estoy sorprendido por lo que leo en Internet. Por supuesto, no quería ofender a nadie. Es una broma, quizá una broma pesada, y yo querría disculparme ante todos los que haya podido ofender. Lo siento”, dijo el presentador y DJ francés.

El Real Madrid manipuló las votaciones del Balón de Oro

Por su parte, Ada Hegerberg aclaró que lo hecho por Solveig no fue algo que deba catalogarse como sexista u que lo único que le importa es el Balón de Oro.
“Él vino a verme y me pidió perdón. Yo no vi la situación así, como los demás. Bailamos un poco, tengo el Balón de Oro, eso es lo más importante para mí. No lo encontré sexista”, comentó la jugadora después de la premiación.