Abierto Mexicano de Tenis: 25 años de transformación en el deporte blanco

La semana del 26 al 03 de marzo no será común en México, específicamente en Acapulco. De hecho será todo lo contrario, el Puerto de Acapulco se llenará de fiesta...

La semana del 26 al 03 de marzo no será común en México, específicamente en Acapulco. De hecho será todo lo contrario, el Puerto de Acapulco se llenará de fiesta gracias a uno de los eventos deportivos más importantes de Latinoamérica: el Abierto Mexicano de Tenis.

El AMT tendrá la máxima celebración de su historia y el motivo no es menor, pues festeja 25 años de vida. Un cuarto de siglo desde que el sueño inicial, fomentar el tenis en México, pasó a convertirse en el torneo más importante del continente si al deporte blanco nos referimos.

Lee más: Roger Federer: el ave fénix que renació de las cenizas 

La evolución, naturalmente, no ha sido sencilla. Lejos parecen los inicios del AMT en el año 1993, cuando se celebró en el Colegio Alemán de la Ciudad de México por primera vez, en la categoría Serie Mundial. A partir de ahí el desarrollo ha sido constante. Cambio de sede, rango y, por supuesto, la participación de jugadores top.

Pese a que en sus inicios el Abierto Mexicano de Tenis estaba pensado para impulsar el tenis dentro de la afición mexicana, eso nunca le impidió tener exponentes de gran calidad. La muestra está en el austriaco Thomas Muster, quien asistió a las primeras cuatro ediciones para ganar cada una de ellas e incluso posicionarse como número uno del mundo gracias al torneo azteca.

El año de 1998 significó otro momento importante para la historia del AMT, ya que Grupo Pegaso se hizo cargo de la organización y, para el inicio del siglo XXI, ya lo había posicionado como un torneo de categoría International Series Gold de la ATP Tour. Sin embargo, una de las decisiones más importantes estaba por llegar.

En el 2001, el torneo mexicano dio un cambio de 180 grados. Dejó la cosmopolita Ciudad de México para hacer la mudanza al paradisíaco puerto de Acapulco. Uno de los esfuerzos más significativos. Por si eso no fuera suficiente, en ese año el AMT también le dio la bienvenida a la WTA, para que la sudafricana Amanda Coetzer se proclamara como la primera campeona del certamen.

En 25 años, el Abierto Mexicano de Tenis se ha engalanado con la presencia de jugadores de talla mundial. Acapulco ha recibido a jugadores como Andy Murray, Stanislas Wawrinka, Gustavo Kuerten, Juan Ignacio Chela, David Ferrer, Novak Djokovic y Rafael Nadal, entre muchos otros más en la rama varonil. En las mujeres, figuras reconocidas como Maria Sharapova, Flavia Pennetta y Venus Williams se han encargado de brillar en el puerto.

Uno de los países que ha hecho de Acapulco su segunda casa es España. De 24 ediciones ya disputadas (en la rama varonil), 11 han sido conquistadas por tenistas españoles siendo David Ferrer el máximo monarca, con cuatros Guajes de Plata sobre su espalda, mismos que en su momento logró Muster. La ventaja para el Rey David es que en 2018 tiene una nueva oportunidad de alzar un título más.

Por supuesto no todo ha sido miel sobre hojuelas para el Abierto Mexicano de Tenis. De hecho en sus inicios recibió un duro golpe. En 1997, cuando el torneo apenas despegaba, ninguno de todos los participantes era parte del Top 20 y Muster, campeón defensor, no puedo ir a defender su corona. Aspectos que afectaron al torneo.

Respecto al tenis mexicano, que comenzó como un objetivo primordial para el torneo, poco se puede hablar a favor. Sí, en sus primeros años el AMT vio cómo sus jugadores locales llegaron a finales de dobles o rondas importantes en singles, pero desde hace un largo tiempo, el jugador azteca no figura en su propio torneo. El último gran referente es Santiago González, quien estará en 2018, pero en la modalidad de dobles, su especialidad.

Otro de las ‘deudas’ que tiene el certamen, desde años atrás, es traer a México al considerado mejor tenista de la historia, Roger Federer, a quien se le ha invitado, pero al parecer Acapulco no le es atractivo al suizo.

Sin embargo, por extraño que parezca, problemas importantes se han presentado justo en la organización de la edición 25. Sí, la que está por comenzar.

Y es que, después de hacer una primera presentación en la que confirmaban la participación de Venus Williams, una de las grandes estrellas, su presencia fue cancelada por cuestiones de calendario de la tenista estadounidense. 

Además, en este 2018 el AMT tuvo un punto rojo que pudo causar mucho eco: el boletaje. El pasado tres de marzo se hizo la presentación de los primeros jugadores confirmados para el Abierto Mexicano y, a la vez, salieron a la venta los boletos para el gran certamen, mismos que se acabaron en tiempo récord.

Ante la imposibilidad de adquirir boletos para el público en general, mucha gente comenzó a quejarse por no poder la oportunidad de conseguir entradas como años antes, además de una reventa muy elevada. Los señalamientos y molestias duraron varios días.

Aficionados del AMT hacen eco en redes sociales por el boletaje

En el aspecto económico, este 2018 vio una baja con respecto al 2017. En el 25 aniversario del AMT se repartirá una bolsa de un millón 870 mil dólares, mientras que en el certamen número 24 los premios alcanzaron un total de dos millones 15 mil 691 dólares. Diferencia pequeña, pero que no deja de ser relevante considerando la magna celebración que se espera.

Ahora hablemos de Acapulco, como ciudad. A mediados del 2017, la ciudad del estado de Guerrero fue considerada la segunda más peligrosa del mundo, solo por detrás de Caracas, Venezuela (de acuerdo a datos recabados en 2016).

De acuerdo al Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y Justicia Penal, la ciudad guerrerense registró una tasa de homicidio de 113.24 personas por cada 100 mil habitantes.

Sin duda, la casa del AMT es un puerto lleno de sangre, pero durante una semana al año (parece) entra en una burbuja en la que no sucede nada. O al menos el Abierto Mexicano de Tenis vive en un bunker de felicidad.

La fiesta está lista. La edición 25 del AMT quiere sorprender a Latinoamérica y el mundo entero. Seis tenistas top 10 serán parte del certamen azteca y la calidad está asegurada. En 2007 y 2017 el Abierto Mexicano de Tenis fue elegido como el mejor torneo  (de acuerdo a votación de los jugadores) en su categoría por parte dela ATP y la WTA.

¿Será posible sumar un reconocimiento más? Tiene seis días para demostrarlo.

Publicidad