A principios del siglo pasado, el futbol en Latinoamérica daba pasados agigantados. En Argentina lo habían traído los ingleses y los migrantes intentaban apropiarse de él, modificar sus reglas y jugarlo a su manera.

Sus vecinos, los uruguayos, no se quedaban atrás. Los equipos más populares de aquellos países (Argentina y Uruguay) ya estaban creando su historia.

Lee más: Alberto Onofre, el mártir del futbol mexicano.

Pero el Nacional de Uruguay pasó a la historia gracias al primer aficionado que perdió la vida por el amor a un club. En realidad no solo era fanático, sino que también jugaba para el equipo de sus amores.

El día de hoy se cumplen 100 años de que Abdón Porte, medio del Nacional, se quitó la vida de un disparo en la cancha del Parque Central: la bala penetró en el único lugar que debía hacerlo: el corazón.

abdón porte nacional montevideo

Hinchada de Nacional.

La terrible decisión se tomó a partir de que el jugador e hincha del club, luego de ser ídolo, se empantanó una baja de juego que —irremediablemente— lo llevaría a la sustitución.

No soportó la idea de ya no jugar y tras una victoria del Nacional 3-1 sobre el Charley, Abdón festejó con sus compañeros, se despidió de ellos para esa noche, la del 5 de marzo, quitarse la vida.

“Nacional aunque en polvo convertido/ y en polvo siempre amante/ no olvidaré un instante/ lo mucho que he querido/ Adiós para siempre”, fueron los versos que aparecieron en una de las cartas que Porte dejó tras su partida.

Aquel jugador fue el primer mártir del futbol, ahora, en las banderas de los hinchas de Nacional se pueden leer frases como: “Por la sangre de Abdón”.

Enrique Vila-Matas, escritor español, encontró en la historia de Abdón la respuesta a la pregunta: “¿Existen futbolistas que en el mismo terreno de juego hubieran sido conscientes, un día, de que acababan de hacer la mejor y última gran jugada de su vida”.

Hoy se cumplen 100 años de que Abdón decidió quitarse la vida, a los 27 años, porque no podía con la angustia de una baja de juego que lo llevaría a ser reemplazado en la posición en la que se hizo ídolo.

Hoy se cumplen 100 años de amor al futbol.