A la Selección Mexicana aún le hace falta Jared Borgetti

El 27 de mayo de 2017, Javier Hernández le arrebató a Jared Borgetti su récord más importante. Chicharito anotó su gol número 47 con la Selección Mexicana y se convirtió...

El 27 de mayo de 2017, Javier Hernández le arrebató a Jared Borgetti su récord más importante. Chicharito anotó su gol número 47 con la Selección Mexicana y se convirtió en el Máximo Goleador del equipo tricolor.

Con la humildad que lo caracterizó durante toda su carrera, Jared se mostró contento con lo hecho por Hernández: “Me da mucha alegría que alguien con tanta entrega y profesionalismo haya llegado a este logro”, expresó el ex futbolista.

A pesar de la productividad de Chicharito, al Zorro del Desierto nadie le podrá quitar el mote de leyenda. El cariño de los aficionados, su legado en el futbol mexicano y varios récords con la Selección Mexicana lo mantiene como uno de los mejores jugadores aztecas.

Jared Borgetti participó en tres fases eliminatorias con la Selección Mexicana y aún se mantiene como el jugador con más goles en clasificación mundialista con 23 anotaciones en 24 partidos.

“Me enseño demasiadas cosas, la verdad le aprendí muchísimo, es alguien al que estimo muchísimo y le agradezco”, comentó Hernández a ESPN.

El mérito de lo obtenido no se le puede negar a Javier, pero Jared dio momentos que se quedarán marcados en la memoria y en la historia del futbol mexicano, uno  de ellos fue aquel gol que le anotó a Italia con Buffon en la portería del Mundial de Corea-Japón, ese cabezazo aún es considerado uno de los goles más bonitos de la selección.

El ícono de Santos Laguna también es el único jugador que ha podido marcas más de 200 goles con un solo equipo, el futbolista mexicano con más anotaciones en la liga con un único club (189) y el mayor goleador de cabeza del futbol nacional (95) y de la Selección Mexicana (23).

Aún existen muchas marcas por las que Javier Hernández deberá pelear y tal vez podrá superarlo en algunas más porque tiene la capacidad para hacerlo, sin embargo, en esta ocasión la mística y la elegancia del alumno no podrán opacar las actuaciones del maestro.

Por más que Chicharito sea un gran jugador, México aún no encuentra a ese delantero que con gallardía se encargue de definir el rumbo del equipo. México aún necesita y extraña a ese tipo de jugadores como las cualidades de Jared Borgetti.

 

Publicidad