#Futbol

La violencia y el acoso alinean en el futbol femenil

Link copiado al portapapeles

“Dejen a mi novia, bésala y abrázala”, esos son algunos de los comentarios que Eleisa Santos recibe cada que está dentro de un campo de futbol. Ella prefiere no hacer caso a los comentarios y gritos que le hacen desde fuera del campo de juego, pero sin duda “es molesto tener que aguantar las miradas, que a los hombres les parezca divertido lanzar gritos que para nosotras es una falta de respeto”.

Desde hace unos años las mujeres han sobresalido en el balompié, de hecho Maribel “Marigol” Domínguez trató de incursionar como refuerzo del Celaya en la entonces Primera “A”. Desde ahí comenzaron a resaltar, incluso ya no había más niñas para competir y el siguiente paso fue jugar con hombres.

“Cuando comienzas a jugar con hombres ellos son tranquilos, tratan de no entrar fuerte, a veces te dejan pasar, pero cuando ven que marcas diferencia el trato cambia”, comenta Eleisa en entrevista telefónica. Ver a una mujer prepararse para comenzar un partido de futbol con hombres causa expectativa. Murmullos como “a ver qué tal”, “se ve buena” o “no puede jugar mejor que un hombre” es lo que se escucha. Para las mujeres romper el estigma de que “futbol es para hombres” fue difícil y si lo jugabas eras una “machorra”.

De esta forma nuestra sociedad tacha la participación del género femenino en el balompié, Eleisa dice que para que este deporte comenzara a ser practicado por niñas se crearon las ligas mixtas. “Las mujeres no tenemos mucha técnica, pero sí la tenía ya no había con quien competir, entonces comenzamos a jugar con hombres y eso ayudó para que el nivel aumentara, pero sin duda es difícil enfrentar a el tipo de violencia verbal con el que nos tratan dentro y fuera de la cancha”.

Y es que desde que somos niños hay diferencias, si una mujer juega mejor que un hombre es inconcebible, simplemente el que está mal es el hombre. Ahora el nivel futbolístico a impuesto respeto hacia el sexo femenino, la lucha ha comenzado a surtir efecto y la Federación Mexicana de Futbol (FMF) ha creado la primera liga profesional de futbol femenil, pero ¿estamos preparados como sociedad para disfrutar del futbol femenil?.

“En Estados Unidos tiene más auge el futbol femenil y se tiene respeto hacia las mujeres, en México el machismo sigue imperando, aunque supuestamente hay equidad de género se nota lo contrario en el futbol. Hay burlas si una mujer juega mejor que un hombre, la sociedad te comienza a etiquetar y los acosos existen“.

Basta con poner en Internet “acoso en el futbol femenil” para que el buscador nos arroje alrededor de 80 resultados de textos que denuncia violencia de género en contra de las mujeres en el futbol, la mayoría en México. Según datos del INEGI en 2008 el 60% de mujeres que acuden a clínicas y hospitales públicos sufren violencia dentro y fuera de su hogar. Ocho años después en la sociedad todavía impera el machismo.

Para el 2016, el 62% de personas consideran que México es un país machista, un reporte hecho por Parametría dicta que para la mitad de personas encuestadas dicen que la violencia que sufren las mujeres en México es un problema de la sociedad, mientras el 27% de los encuestados expresan que las mujeres tienen culpa para que se les violente.

La verdad es que el machismo y el acoso hacia las mujeres siempre ha existido en México, un problema social que no se ha podido erradicar y que impera en el futbol femenil. Por lo cual otro dato importante de Parametría es que 64% de los mexicanos creen que el Estado mexicano no está haciendo lo necesario para proteger a las mujeres y combatir la violencia contra ellas.

-¿Existe acoso hacia las mujeres en el futbol?

“Me ha tocado de todo, pero si existe. Porque o te hacen burla o te proponen cosas. Cuando era niña y jugaba contra hombres, los padres de familia me gritaban cosas. Incluso cuando terminas de jugar te piden fotos y otros caen en lo vulgar, nos hacen sentir incómodas y sientes las miradas”.

Por ahora las mujeres han soportado este tipo de trato, pero las agresiones continúan. Incluso dentro del ámbito futbolístico entrenadores o algún integrante del cuerpo técnico han intentado tener algún tipo de relación y llegan al acoso. “Me tocó un doctor que te masajeaba, pero sentías sus intenciones, te tocaban otras partes del cuerpo, preferías aguantar el dolor y no decir nada”.

Pero el acoso no solo se da dentro de la cancha, también ha afectado a las féminas que trabajan en el futbol profesional. Tan solo recordemos el caso de la podóloga de Chivas y la supuesta insinuación que le hizo el entrenador Ricardo Antonio La Volpe. Otra más es la de la doctora del Chelsea que terminó siendo separada del club por un supuesto comportamiento raro con los futbolistas del equipo.

“Si le llegas a gustar un entrenador y no le haces caso tu carrera puede estar en juego, aunque seas la mejor jugadora puedes pasar el resto del torneo en la banca. El acoso existe y luego para no prestarse a malos entendidos sales del equipo y buscas otra oportunidad, pero también se ha comenzado a tener una educación y respeto, lo que comento son casos que han sucedido en mi carrera”.

Este tipo de acosos terminan por afectar el rendimiento deportivo, las mujeres han tenido que remar en contra de estas prácticas, el futbol femenil sigue estigmatizado y termina con dañar la relación. Como sociedad necesitamos cambiar y darle el debido respeto una rama del deporte que comienza a profesionalizarse y tomar fuerza en el país.

-¿Cómo erradicarías estas prácticas en el futbol femenil?  

“En este deporte ha pasado de todo, hasta los hombres han sido acosados. Para erradicarlo se necesita hablar el tema, tener la confianza de que alguien te va a respaldar, porque puedes exponer el tema y el dueño o presidente del equipo no hace nada porque anda en lo mismo. Entre mujeres debemos cuidarnos, no debemos caer en el chantaje, tener decisión, porque si alguien acepta se presta para chisme”.

 

Link copiado al portapapeles

Jair Toledo

Reportero deportivo en busca de datos y la realidad. Conocedor del futbol amateur, tercera división, segunda división y Ascenso MX. Oaxaqueño de corazón... @jaairzon