#Luchas

La independencia es una solución a la Lucha Libre en México

Link copiado al portapapeles

El 2016 no fue el mejor que digamos para la AAA. A lo largo de 12 meses varios luchadores dejaron la empresa y en 2017 parece que la situación no cambiará. La salida de gladiadores como Daga, Garza Jr. o El Zorro oscurecen un poco más la situación y no por nada hace unos días la organización decidió sacar una convocatoria para reclutar nuevos talentos.

¿Y qué es de aquellos que se fueron? La respuesta es sencilla: están en el circuito independiente. En realidad, hoy por hoy no es complicado ver a grandes figuras de la lucha libre mexicana de manera independiente, pues varios de ellos se han alejado de las dos empresas más grandes, Consejo Mundial de Lucha Libre y Triple A.

Octagón, Cibernético y el ahora llamado Penta 0M son estelares que ahora brillan desde afuera y que fueron referentes de la “tres veces estelar”. La razón principal de sus marchas se dan por el uso del nombre, el cual es registrado por la empresa y no deja al luchador utilizarlo en otro lado.

“Los consorcios registran los apelativos de los luchadores y los atletas se quedan en la pobreza y sin identidad”, mencionó el Amo de los Ocho Ángulos.

Sin embargo, existen casos como el de El Zorro, quien simplemente dijo que su ciclo había terminado y decidió buscar éxito en otro lado. “Ya lo tenía en mente. Yo ya debía tomar la decisión de ir por nuevas metas y retos, la decisión ya estaba tomada mucho antes”, sentenció el nuevo integrante del núcleo independiente.

¿En verdad conviene hacer una carrera por afuera teniendo el cobijo de una gran organización?

En entrevista para lospleyers.com, tanto Octagón (independiente), Super Pinocho (independiente) y el Hijo del Diablo (IWRG) aseguran que sí es bueno estar en las luchas independientes ya que cada luchador ahora se administra y decide dónde pelear, muy diferente a traer una empresa detrás, la cual te obliga a asistir a la función que ellos asignen.

Para los jóvenes que apenas empiezan, hay opiniones divididas acerca de dónde comenzar. Por su parte Super Pinocho defiende a la parte independiente ya que él es un “alma libre” y ve mejor ser dueño de su tiempo. Además, iniciar desde abajo sirve para “foguearte” y después llamar la atención de la Triple AAA u otra empresa.

El Hijo del Diablo cree que el iniciar respaldado por una organización puede resultar de mejor manera, pues la publicidad y el peso de un nombre será mayor, eso sin contar que, para estar independiente, ya se debe tener un cartel previo.

Para Octagón, antes de pensar si estar en circuito independiente u organizado, lo primero que se debe hacer es registrar el nombre ante las autoridades correspondientes para evitarse problemas, como la situación que él vivió desde hace un par de años atrás o lo que hace unos días vivieron los Perros del Mal.

De acuerdo a Marte, lo primordial sería que ambas posturas se unieran en cierto momento. Es decir, comenzar desde lo independiente para darse a notar y llamar la atención de empresas, para que estas te contraten, den la publicidad necesaria y ayuden a ser una figura; y después, ya en ese punto de gran popularidad, trasladarse a donde se inició todo, pero ahora con la posibilidad de pelear y cobrar lo que se desee.

Dinero y salud, un problema para (casi) todos

En 2015, El Universal sacó a la luz los sueldos que llegan a percibir los luchadores, desde los más consagrados hasta los que apenas van iniciando. Así, de acuerdo al medio citado, los salarios oscilan entre los 25 y los mil pesos.

Sin embargo, es difícil establecer un pago fijo pues estos dependen de cada función, donde sea el lugar que se lleva a cabo y el público que entre al inmueble. Es decir, no es lo mismo luchar en una plaza con cinco mil personas en comparación a otra como la Arena México, con un lugar disponible para cerca de 14 mil espectadores.

Por si fuera poco, los promotores también terminan por influir en la ganancia final. De acuerdo a la entrevista de El Universal, y con lo Octagón reafirma, las empresas terminan por absorber entre el 50 y 70 por ciento, algo que de manera independiente no sucede, ya que el luchador se queda con su ganancia íntegra.

La única manera de poder pedir un pago fijo sería cuando se apuesta máscara contra máscara o cabellera contra cabellera, “pues estás perdiendo parte de tu identidad, algo que te caracteriza”.

En cuestión de seguridad de pago, de acuerdo al luchador Marte, la realidad es otra . Lo mejor es ser parte de organización, ya que en ocasiones muchos promotores, siendo independientes, “te dicen que te pagan en la función y terminan por llevarse tu dinero, algo que estando en empresa no pasa, pues tienes asegurado tu cheque”.

En lo que a cuestión salud se refiere, la situación es muy similar para todos los luchadores, aunque no dejan de haber casos con diferencias. Por un lado, Marte y Octagón aseguran que el luchador no tiene ningún respaldo si una lesión los llegara a afectar y se tienen que pagar ellos mismos los gastos necesarios.

Aunque del otro lado de la moneda está una experiencia del Hijo del Diablo, quien en su momento recibió todo el apoyo de la Triple A cuando enfermó. Pese a costear en un inicio la cuenta de hospital, la empresa terminó por hacerse cargo de una cuenta “muy sustancial”.

De misma manera, Super Pinocho asegura que él no tiene nada que reclamar en ningún lugar que ha estado: “todos me han cumplido. Me imagino que todos hablan como les va en la feria.

Respeto y dedicación, lo esencial para el luchador

No importa si el luchador es independiente o perteneciente a una empresa, para Hijo del Diablo, Super Pinocho y Marte, hay una cuestión que se debe respetar siempre: el público.

Un guerrero debe prepararse de buena forma, consciente de que la persona pagó un boleto para verlo y que muchas veces “nosotros somos lo que otros quisieran ser y hacer”, comentó el “Rey de los Payasos”.

Además, Super Pinocho recalca que un luchador realmente se hace en el gimnasio y cuando se presenta en el ring es para demostrar la preparación que hizo y dar un buen espectáculo.

El hecho de mantener un cuerpo en forma también es un tema que retoma Marte, porque de ahí depende la calidad de lucha que se brinde y cumplir con los estereotipos que tienen las empresas ya que “puedes ser un muy buen luchador, pero si no cumples con lo que buscan ellos no te apoyarán tan fácilmente”.

El “ángel” es otro factor al final para un luchador. Pueden ser buenos y tener una buena publicidad atrás de ellos, pero si no conectan con la gente tampoco será un camino sencillo. “Eso ya no depende más que en el sentir de la gente, ¿cómo mides eso?”, menciona Super Pinocho.

Para el Hijo del Diablo, lo esencial que debe tener esa persona que se dedique a la lucha es talento. “Si tienes la capacidad, no importa si eres independiente o estás en empresa, podrás sobresalir”.

Link copiado al portapapeles

Israel Rangel

@Is_Ran2106