#Otros deportes

Las Fierce Five, del oro olímpico al plástico y lucha por likes

Link copiado al portapapeles

Cinco chicas, de diferentes razas o etnias conquistaron Londres hace ya algunos años. En su mayoría siguen vigentes gracias a su popularidad y belleza que muestran en las redes sociales y con lo que han conquistando el mundo. Las cinco mujeres no cantan “Wannabe”, ni mucho menos tienen un seudónimo con la terminación “Spice”, sino que conquistaron el Reino Unido y el planeta en el marco de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 llevándose las preseas doradas. Ellas son las Fierce Five.

Gabby Douglas, Aly Raisman, McKayla Maroney, Jordyn Weiber y Kyla Ross no pueden contener las lágrimas en su rostro mientras sostienen en sus manos un ramo de flores y una medalla de oro descansa en su pecho. Ellas se encuentran en lo más alto del podio olímpico, el equipo de Estados Unidos de gimnasia derrotó a las rusas y rumanas que pintaban como favoritas o, en menor grado, les competir al tú por tú.

Cinco chicas menores de edad conquistaron a su país y al mundo, su belleza y simpatía las convirtieron en un fenómeno mediático. Muy pronto era común verlas en los programas matutinos, talk shows y hasta tocando la campana de Wall Street. El mundo les pertenecía.

Han pasado cinco años de su logro olímpico y muchas cosas cambiaron, mientras unas se alejaron de los reflectores y se mantienen en el deporte, las otras fueron a la conquista de otro mundo en el que los los likes y retuits determinan el éxito, el de las redes sociales.

Fierce Five

Las “Chicas Plásticas”

Si uno entra a Google y busca el nombre de McKayla Maroney, gimnasta ganadora del oro en Londres 2012, las primeras búsquedas arrojan títulos como: “McKayla Maroney presume su sexy figura en Instagram” y “Destape olímpico: las nuevas curvas de McKayla Maroney”.

Hace una semana, Maroney subió a su cuenta de  Instagram (en la que tiene 1.5 millones de seguidores) un video en el que se le ve en ropa interior bailando sensualmente. En poco tiempo “rompió el internet” y se convirtió en noticia internacional alcanzando en tan solo una semana 2.2 millones de reproducciones.

Según la herramienta Google Trends, su nombre fue buscando más en los Estados Unidos en la última semana, seguido por Canadá, Hungría y México, siendo la primera asociación de palabras más popular el término Nude”.

Pronto la nación llamada “Internet” comenzó a especular si hubo una filtración, a lo que pronto la joven norteamericana de 21 años pronto respondió.

“Hey, solo estoy siendo yo misma. Si quieres que haga el papel de un modelo a seguir, inspírese en como me importa una mierda y váyanse a la mierda”.

Mckayla Maroney, en sus redes sociales

Mucho tiempo pasó desde que dejó de ser el modelo de atleta americana que se hizo popular por una mueca en la entrega de preseas individuales de salto de caballo, donde ganó la plata y se volvió el fenómeno viral del 2012, según Yahoo. McKayla se convirtió en la “chica guapa” del Instagram.

En ese lapso, Maroney ha aparecido en diferentes programas de televisión, tuvo un papel en un video del grupo 30 Seconds to Mars y ya prepara su álbum de lanzamiento como cantante. Es tan popular que tiene un canal de Youtube con casi 17 mil seguidores, pero ningún video publicado.

El caso de McKayla es el más sonado de las Fierce Five, quizá es la más presente en las plataformas internacionales gracias a su atractivo físico y cómo aprendió a explotarlo. Sin embargo otras de sus compañeras también abandonaron la práctica de la gimnasia para convertirse en empresarias de las redes y utilizar su imagen mercadológicamente.

Gabby Douglas y Aly Raisman son dos nombres que, si no estás de lleno dentro del mundo deportivo o de la gimnasia, quizá nunca los hayas escuchado, sin embargo, en los Estados Unidos y en las redes sociales son hasta más populares que McKayla.   

 

popu

Douglas es la única que puede presumir tener una muñeca Barbie personalizada, apenas el año pasado Mattel le rindió honores a la gimnasta de color con este juguete. Al mismo tiempo, y ya fuera del mundo competitivo, Gabby tiene su propia marca de cosméticos y hasta una película inspirada en su vida de nombre “The Gabby Douglas History”. Quizá por ello sea la más popular de entre las cinco (según el número de seguidores en sus redes).

 

Douglas ha sido convertida en el modelo de atleta norteamericana de color, siendo inspiración para nuevas atletas como Simone Biles que robó cámara en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

Por su parte, Aly Raisman es otra de las Fierce Five que se mantiene en el foco público por su belleza. Al buscar su nombre, el resultado más popular es el video en que se muestra el photoshoot que se le hizo para la edición “Body Issue” de la revista de ESPN en 2015, donde posa sin ropa y mostrando la gran condición atlética que mantiene, además de su participación en la tradicional “Swimsuit edition” de Sports Illustrated.

Raisman ya es toda una empresaria, tiene una marca de playeras llamada “Life is Good”, en la que busca motivar y hacer sentir orgullosas a las mujeres con frases inspiradoras. Además en sus redes es la imagen de productos como bebidas y toallas sanitarias.

Parte del éxito de ambas, es que son las únicas en repetir la medalla olímpica y dorada en Río de Janeiro el año pasado, siendo parte del equipo norteamericano.  

Las tres se mantienen presentes como tendencia, utilizando sus cuerpos atléticos, inteligencia como emprendedoras y sabiendo que sus nombres ahora son una marca. Definitivamente la medalla dorada y el deporte se pueden guardar en un cajón mientras los likes sigan cayendo.  

Fierce Five

Fuera de foco

Si uno entra al Instagram de Jordyn Weiber y Kyla Ross, parte del Fierce Five, veremos muchas imágenes de la UCLA, vida universitaria, entrenamientos y fotos familiares. Es muy difícil encontrar fotos en las que presuman sus cuerpos o algún producto.

Jordy Weiber, tras la medalla áurea en el Reino Unido, se enroló a la Universidad de California en Los Angeles donde estudiaba psicología, integrándose a su equipo de gimnasia y después retirarse como competidora elite en 2015. Actualmente sigue guiando a las nuevas generaciones en esta universidad como coach voluntaria.

“Estoy aquí para motivarlas, mover un tapete o cualquier cosa que necesiten… Tengo la esperanza que mi duro trabajo y dedicación las ayude e inspire”.

Jordyn Weiber, para USA Gymnastic.

En ese mismo campus, y hasta en ocasiones compartiendo gimnasio, se encuentra Kyla Ross, el elemento con sangre filipina de las Fierce Five. Tuvo que abandonar a finales de 2015 su carrera como competidora elite por distintas lesiones, sin embargo su futuro no luce gris, pero si alejado de las redes sociales. En 2016 anunció que se integraba a la UCLA para seguir como gimnasta pero principalmente llevar una carrera en bioingeniería.

Fierce Five

Situación de billetes y preparación

Según artículos de USA Gymnastics, las gimnastas élite tienen una edad de retiro comenzando los 20 años en promedio, con sus excepciones claramente, es por ello que muchas de estas atletas de alto rendimiento aprovechan los aparadores que les dan los medios o las redes cuando conquistan un evento como los Juegos Olímpicos para cimentar un futuro.

Según el sitio Celebrity Net Worth, la fortuna de las cinco Fierce Five asciende a 12 millones de dólares (la única que no aparece en la página es Kyla Ross), esto gracias a los patrocinios, premios por competencia y empresas que abrieron.

Ya sea que veamos a McKayla bailar semidesnuda, a Gabby maquillarse, Aly vendiendo playeras o a Jordyn con su familia y a Kyla cantando junto a sus compañeros universitarios, de algo podemos estar seguros: las Fierce Five lograron el éxito, sea en la plataforma que sea.

Link copiado al portapapeles

Ángel Mario Martínez

Periodista Deportivo, amante de las MMA, Kokiri por adopción y Friki con aspiraciones de ser maestro Pokemón @angelmariomtz