Las visorias: una primera mirada al futbol profesional

Por ahora existen distintos clubes en donde se puede comenzar una carrera como futbolista profesional, pero es importante que a la visoria se llegue sabiendo las reglas de juego y la ejecución de cada una de la técnicas

Durante el sueño de ser futbolista por parte de miles de jóvenes, se encuentra algo crucial en su camino, una visoria, que es una especie de examen de aptitudes y técnica que deben reunir para pasar el primer filtro con rumbo al futbol profesional. Durante el año, las distintas ciudades del país reciben la visita de visores, quienes van en busca de talento que pueda convertirse en las gran estrella del balompié nacional, pero alguna ocasión te has preguntado ¿en qué consiste y cómo se acredita una visoria?

Los 18 equipos de la Primera División realizan visorias a lo largo del año futbolístico, incluso cuentan con un departamento de reclutamiento, los clubes más poderosos que lo tiene o comienzan con esto son: Pachuca, Cruz Azul, Pumas, Chivas, Atlas, Morelia, Tigres, Monterrey, Santos y América. Todos funcionan según sus necesidades y ubicación territorial. Si cada uno de los equipos de las distintas divisiones del futbol mexicano hacen una visoria, estamos hablando que tan solo entre Liga MX y Ascenso MX existen 36 convocatorias en busca de talento. A esto habría que sumarle las convocatorias que lanzan equipos de Segunda División Premier, Nuevos Talentos y Tercera División, entonces las oportunidades son bastas, pero la demanda es mayor.

Según palabras para la Liga MX, Joaquín Moreno, que hasta hace dos años fungía como scout de Cruz Azul y que ahora es auxiliar técnico del primer equipo, el reclutamiento consiste en observar cuatro distintas aptitudes en cada prospecto: la parte física, técnica, táctica y mental. La visoria es todo un proceso que puede durar hasta una semana y en donde se observan la agilidad, velocidad, fuerza, resistencia y características de acuerdo a su posición. Además es importante observar cómo ejecutan el golpeo y cabeceo, pero lo importante es la toma de decisiones en momentos clave.

Para que un equipo busque jugadores se enfoca en las necesidades que en ese momento son prioridad para el club. Ricardo Ochoa, coordinador de visorias de Pachuca, argumenta que “el director de fuerzas básicas nos marca necesidades, ciertas posiciones y perfiles, para cumplir y si sale algún jugador sobresaliente se le invita para que forme parte del equipo”. Declaro para Tuzos TV.

Después de acreditar el primer filtro de visoria, la segunda fase se trata de llevarlos a las instalaciones del equipo para que ahora lo observe el encargado de fuerzas básicas y que sea él quien decida si se queda o no. En caso de ganarse un lugar se le ofrece el paquete deportivo para su desarrollo, y sino se invita a seguir trabajando para ser prioridad en una segunda invitación.

Ambos visores argumentan que hay que ser consciente del nivel que tenemos y que los padres del joven tengan los pies en el suelo. Cuando los padres engrandecen a sus hijos comienza un problema de sobre valoración en donde el hijo comienza a crear un pensamiento arrogante. También es importante señalar que ningún equipo cobra por un examen de reclutamiento y el único gasto que se debe realizar es el del transporte hacia las instalaciones del club. Por ello tanto Pachuca y Cruz Azul trabajan en erradicar las prácticas de cobro por examen que imperan alrededor de los equipos.

Por ahora existen distintos clubes en donde se puede comenzar una carrera como futbolista profesional, pero es importante que a la visoria se llegue sabiendo las reglas de juego y la ejecución de cada una de la técnicas, además de estar en excelentes condiciones físicas. La recomendación es que antes de tratar de ingresar a las fuerzas básicas de uno de los clubes grandes en México se comience en uno pequeño para tener una formación futbolística y así tener mayores posibilidades.

 

Publicidad