Tota Carbajal es asaltado a punta de pistola

El histórico exjugador mexicano, la Tota Carbajal, fue víctima de un asalto con pistola en su casa de León.
(Imagen: Esto)

La delincuencia en México llegó a tal grado que ya alcanzó a las máxima figuras del futbol mexicano. Este miércoles, el exfutbolista y entrenador, Antonio ‘Tota’ Carbajal fue asaltado a punta de pistola en su casa de León. Él y su familia fueron amagados con un arma de fuego.

Los sujetos que ejecutaron el asalto en la residencia de la Tota Carbajal se llevaron varias pertenencias, entre las que destacan unas medallas que obtuvo a lo largo de su exitosa carrera.

La información fue dada a conocer por el periodista, Francisco Montes, quien aseguró que fueron cuatro tipos los que hicieron el acometido, mismos que amagaron al portero retirado y a su hija. También mencionó que los asaltantes ataron a sus nietos y después huyeron con las cosas.

https://twitter.com/PacoMontesD7/status/1027320685805428737

Afortunadamente, el cinco veces mundialista con la Selección Mexicana y su familia se encuentran bien y todo quedó en un gran susto. Tras el percance, el exfutbolista de León fue entrevistado por MARCA y habló acerca de lo ocurrido y de lo doloroso que fue para él que se hayan llevado sus medallas.

“Desgraciadamente me tocó esa mala suerte. Seguramente han de tener una necesidad por eso actuaron así. Solo me dijeron que me callara. Afortunadamente no pasó nada, si entraron a los cuartos. Lamento que se hayan llevado mis medallas del fútbol. Es un recuerdo que con orgullo guardo cuando fuimos campeones. Son medallas que me regalaron por lo que hice”, dijo.

https://twitter.com/PacoMontesD7/status/1027342772745981953

A pesar del asalto y el peligro en el que estuvo su familia, la Tota Carbajal dice no guardar ningún rencor con las personas que robaron su casa, pues asegura que seguramente lo hicieron por necesidad.

“Resentimiento no tengo, me pongo en lugar de ellos y que a lo mejor por necesidad lo hacen, ojalá sea así. Las necesidades que hay en la vida, pero no es argumento asaltar a una familia. Trato de entenderlos, no lo veo con gusto, pero ojalá y en verdad, si es por necesidad, bueno, ya si es por profesión los invito a que piensen que tienen familia. No sé si sienten orgullosos de lo que toman o roban”, expresó.

Ahora, Antonio Carbajal deberá vivir con el recuerdo de haber ganado sus medallas. Le duele ya no tener en sus manos las distinciones que se ganó cuando fue jugador, pero al menos él y su familia están bien. Su mayor preocupación era que les fuera a pasar algo y afortunadamente todo quedó en una amarga experiencia.

Publicidad