¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Todos queremos que Lobos BUAP se quede en Primera

Todos recordamos aquella imagen de Rafael Puente del Río atravesando la cancha del estadio de Dorados para abrazar a su padre, todavía tuvo que subir por una reja para encontrarse...
Jair Toledo

Todos recordamos aquella imagen de Rafael Puente del Río atravesando la cancha del estadio de Dorados para abrazar a su padre, todavía tuvo que subir por una reja para encontrarse con su progenitor. Las cámaras no dejaban de enfocarlos, veíamos como un padre consolando a su pequeño hijo. No era para menos, el entrenador de Lobos BUAP había conseguido el ascenso a la Primera División. Un plantel precario que logró un resultado impensable en tan solo seis meses.

La verdad es que todos hemos vivido la travesía del equipo poblano en Primera División, han pasado tantas cosas que cualquier aficionado al futbol se ha solidarizado con los problemas financieros. Primero con los problemas financieros, tuvieron que pedir préstamos de futbolistas. Después no pudieron firmar un contrato con alguna televisora y parte del torneo sus partidos de local no fueron transmitidos.

Problemas con jugadores extra cancha. William Palacios fue el primer futbolista que fue dado de baja por una supuesta pelea con un compañero, ambos en estado de ebriedad. Después le siguió Luis Quiñones, futbolista colombiano que se rehusaba a ir a su rehabilitación después de una lesión. Pero lo que realmente hizo que nos enamoráramos de este equipo son las conferencias de prensa de Rafael Puente del Río.

Hizo lo que ningún entrenador había hecho: aceptar culpabilidad, pedir disculpas y agradecer a sus jugadores. La pasión con la que este hombre hace su trabajo es de agradecer, se rodea de personas que los fortaleces y se ha ganado el respeto y admiración de los jugadores.

Desafortunadamente en este torneo los resultados no lo han acompañado. Apenas cinco puntos en ocho partidos jugados y cada vez se acercan más al último lugar de la tabla porcentual. Es por ello que varios promotores han comenzado a tocar la puerta de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla para mostrarles posibles sustitutos de entrenador.

La postura de la directiva es clara, “cuando vea que los jugadores ya no sigan la ideología de Rafa, entonces pensaremos en cambiarlo”. El cuento de hadas de Lobos ha contagiado a todos, muy dentro de nosotros queremos que se quede, que haga las cosas distintos y que demuestre que con poco se puede hacer mucho.