La franquicia televisiva de la Premier League está a un paso del colapso

El monstruo financiero que representa la Premier League ha estado en la cima por mucho tiempo, con millones de aficionados listos para consumir todo lo que produzca. Sin embargo, poco...

El monstruo financiero que representa la Premier League ha estado en la cima por mucho tiempo, con millones de aficionados listos para consumir todo lo que produzca. Sin embargo, poco a poco se he hecho más evidente que la escalada de la liga inglesa podría estar a punto de recibir un freno. Aunque el número de paquetes por los que Sky y BT se han incrementado, la incesante demanda ha provocado una alza desmedida de precios que han provocado el descontento de los aficionados.

En 2015, los derechos de transmisión por esta y las siguientes dos temporadas se vendieron en 5 mil millones de libras en el Reino Unido y 8 en el resto del mundo. Desde 1992, cuando Sky ganó por primera vez los derechos de esta liga, pagó 304 millones de libras, por lo que se deduce que a pesar de la inflación los espectadores habían mantenido la viabilidad de contratos con tantos número, al menos hasta la publicación de los ratings de este año.

A pesar de haber sido el contrato más caro de toda la historia de la Premier League, los suscriptores han hablado en dirección contraria. De acuerdo con información de Daily Mail, Sky reportó una baja del 19% en sus audiencias; mientras que BT tuvo 40% menos espectadores durante su transmisión de la Champions League. Sky declaró que los número no eran para preocuparse y que tomarlos como una métrica de esta temporada era demasiado precipitado, sobretodo previo a clásicos como Liverpool contra Manchester United.

La baja de audiencias televisivas parece ser un patrón que afecta a todos los deportes. Por ejemplo, de acuerdo con Sports Illustrated, la NFL presentó bajas de entre el 18 y 24%. Muchos han tratado de explicar este desconcertante fenómeno, tratando de culpa a las elecciones presidenciales o a la falta de grandes estrellas, pero lo cierto es que no existe una sola respuesta definitiva.

Una de las mayores preocupaciones de las televisoras es la proliferación de streamings ilegales disponibles sin ningún tipo de cargo o restricción, por lo que The Guardian se dio a la tarea de investigar el caso y preguntó a sus lectores si esta era una razón de peso al momento de dejar de sintonizar los partidos. La gran mayoría respondió afirmativamente, explicando que la compra de una suscripción de 70-100 libras puede llegar a ser demasiado para los aficionados.

 

 

Entre otras razones también se comentaron la pérdida de la cultura televisiva y el resentimiento con la industria. Esto último se explica a través de las grandes desilusiones de los clubes con sus aficionados y las fuertes sumas de dinero que algunos están dispuestos a pagar por algunos futbolistas. El claro ejemplo es Paul Pogba, por quien el Manchester United pagó 89 millones de libras.

En una entrevista para Bleacher Report, Mark Cuban, dueño del equipo de la NBA Dallas Mavericks, declaró lo siguiente sobre la crisis de la NFL:

“Sólo mira. Los cerdos se ponen gordos y son masacrados. Cuando tratas de llevar algo muy lejos, la gente inmediatamente voltea al lado contrario. Te lo digo yo, cuando tienes algo muy bueno y te vuelves codicioso con eso, siempre, siempre, siempre siempre siempre termina mal para ti. Esa es la regla número 1 del negocio”.

Aparentemente, la Premier League es demasiado grande, incluso para sí misma.

 

Por Axel Salas.

Publicidad