Suspenden a siete árbitros africanos por escándalo de corrupción

Suspenden a varios árbitros africanos por temas de corrupción. El anuncio lo dio a conocer este martes la Confederación de África.

La Confederación Africana de Futbol (CAF) anunció este martes la suspensión de siete árbitros, al encontrarse las pruebas suficientes que los culpan de corrupción. El anuncio lo dio a conocer la organización del futbol mediante un comunicado publicado en su página oficial y en redes sociales.

“El 5 de agosto de 2018, el jurado disciplinario de la CAF se reunió con el propósito de decidir sobre las acusaciones de corrupción hechas contra funcionarios de la CAF por parte de los medios”, dice en el inicio del comunicado.

Las actividades que comprometieron a los árbitros africanos fue un documental que salió en junio pasado. Titulado “Number 12”, el largometraje retrata la investigación de un periodista ghanés, Anas Aremeyaw Anas, quien hizo caer en una trampa a decenas de silbantes. Les propuso sobornos y hasta técnicos y directivos los aceptaron para sacar provecho de esquemas ilegales en el futbol de aquel continente.

En total son siete árbitros de Ghana y un instructor técnico (Wellington Joseph) de silbantes lo que quedaron suspendidos por 10 años. La mayoría de ellos ya se encontraban inactivos provisionalmente en julio, cuando la CAF tomó su primera decisión respecto al caso. Con la declaratoria final, se tomó también la decisión de excluir de por vida a David Laryea, un asistente.

David Laryea durante un juego en África.

Otros 14 silbantes también fueron suspendidos provisionalmente después de una reunión con el Comité Disciplinario de la entidad celebrado esta semana. Los árbitros que aún siguen en investigación provienen de Benin, Guinea, Guinea Bissau, Senegal, Congo, Madagascar, Ghana y Liberia. Entre ellos está Hamada Nampiandraza, quien estuvo designado en la Copa Africana de Naciones en el 2013. Todos ellos deberán presentarse la próxima semana ante la junta disciplinaria para comparecer y ser cuestionados.

Anteriormente, la CAF había suspendido a 10 árbitros de distintas nacionalidades. El 7 de julio del presente año los silbantes quedaron inactivos por un periodo que va de los dos hasta los diez años. La keniana, Marwa Range, asistente, fue expulsada de por vida. Ella había sido preseleccionada para pitar el Mundial de Rusia 2018. En ninguno de los casos la Confederación Africana dio detalles de los hechos y solamente se limitó a anunciar los nombres de los sancionados.