Sindicato de luchadores: la historia de nunca acabar en México

El sindicato de luchadores es un proyecto que Octagón quiere concretar en busca de mejoras laborales para los luchadores en México

La lucha libre es uno de los deportes más seguidos en México, detrás de otras disciplinas como el futbol. Ambos viven una situación similar en la actualidad: la creación de un sindicato que vele por los derechos de sus deportistas. En el pancracio es una leyenda quien está buscando el cambio, su nombre es Octagón.

La falta de una institución que resguarde los derechos de los luchadores no siempre ha sido una utopía. En realidad, desde los inicios de este deporte en México existió la llamada Unión de Luchadores, que en 1970 se convirtió en el Sindicato Nacional de Luchadores y Réferis.

Este organismo quería mantener la calidad de la lucha y buscaba personas con talento, capaces de dar un buen espectáculo, hasta que apareció la Triple A. Cuando la promotora se separó de la Empresa Mexicana de Lucha Libre en 1992, el interés principal fue tener buen show televisivo, lo que llevó al sindicato a su final pues varios gladiadores se fueron a la nueva empresa.

“Hay que reactivar el sindicato para que los luchadores protejan sus garantías al subirse a un ring, un seguro que ayude a atletas de alto rendimiento, para que cubra en todo lo necesario, pues si tienen alguna lesión no tienen ningún respaldo y ellos mismos se tienen que pagar”, aseguró el Amo de los ocho ángulos en entrevista con lospleyers.com.

Sin embargo, hoy en día sí existe un organismo que ayuda a salvaguardar los intereses de los luchadores, el problema es que solo está destinado para los peleadores del Consejo Mundial de Lucha Libre y, de acuerdo con el luchador Scorpio Jr, este sindicato “no es incluyente”. Por su parte, Octagón reconoce el trabajo que organismo hace y asegura que este sí asume la responsabilidad de los luchadores pertenecientes al CMLL, empresa propiedad de Francisco Alonso Lutteroth.

“Son más de 570 luchadores a los que represento”, mencionó Jesús Alvarado Nieves, líder sindical del CMLL, además de “presumir” que hace un buen trabajo, destacando que él fue impulsor para que se instaurara a nivel nacional el día del luchador, celebrado el 21 de septiembre.

El problema sindical de la lucha radica en que muchos luchadores siguen sin tener un seguro de vida o de trabajador por ser personajes de empresas independientes. Es por ello que el momento el Amo de los Ocho Ángulos ha creado un despacho de representaciones y busca crear un sindicato formal, que logre terminar con los agravios hacia los peleadores que no tienen ningún tipo de prestación o apoyo.

De acuerdo al propio Octagón, se han unido a la causa peleadores de renombre y que actualmente están como independientes. Personajes como Canek, Cibernético, Blue Demon y Alberto del Río están dentro del proyecto que busca dejar atrás la utopía de seguridad para un luchador y convertirse en una realidad.

Publicidad