Roger Federer y su capacidad de reinvención para regresar a la cima

A los 35 años, Roger Federer ha sido capaz de reinventar su tenis para volver a estar en lo más alto del tenis mundial, superando cualquier expectativa, incluso la suya propia.

“Hace 12 meses era casi imposible imaginar estar aquí por el dolor de mi rodilla”, mencionó Roger Federer a mediados de enero del 2017, cuando iniciaba su aventura en el Australian Open, que a la postre se convertiría en el 18 Grand Slam de su carrera.

Dos meses después, las palabras de “Su Majestad” toman más fuerza, sobre todo cuando admitió que no esperaba tener el nivel que está mostrando: Federer se adjudicó los dos torneos más importantes del circuito que se han celebrado en este año (Australian Open e Indian Wells) para demostrar que a sus 35 años aún es capaz de vencer a cualquier rival que le pongan enfrente.

Sin embargo, más allá de la capacidad tenística y la magia que tenga con la raqueta, el cambio de Roger no es casualidad. Durante los seis meses que estuvo parado por lesión, “La Perfección Suiza” se encargó de ponerse a tono físicamente y de detallar aspectos de su juego que le permiten una reinvención que está sorprendiendo a jugadores, público y al propio protagonista.

El primer cambio vino en la raqueta, la cual tenía planeada estrenar en 2016, pero por su retiro temprano de la temporada tuvo que esperar hasta el 2017. Su nueva “amiga” es unos gramos más ligera, con una cabeza más grande y un marco más grueso, lo cual le permite tener una zona de mayor impacto y fuerza sobre la pelota.

“Mi vieja raqueta me ayudaba muchísimo a mi slice. También a mi derecha. Pero con esta nueva soy capaz de encontrar mucha más potencia y encontrar el golpe de forma más sencilla”, explicó el Federer acerca de la sincronía que ha tenido con su nueva y perfecta arma mortal.

La potencia de sus tiros también ha ayudado a que Roger esté menos tiempo en la cancha, pues juega con mayor agresividad y los puntos que disputa no son tan largos. Contra Rafael Nadal, en Indian Wells, el 80% de los tantos que se jugaron fueron de menos de cinco golpes.

Esta estrategia de “El Maestro” va ligada estrechamente con la edad. Si bien está mostrando que puede seguir compitiendo al más alto nivel, el helvético sabe que debe administrarse mejor, ya que la recuperación física no es igual en comparación a otros años. “Esto es como cuando te vas de fiesta. Ya no es lo mismo que de joven”, bromeó Federer tras su pase a los cuartos de final del Miami Open.

Sin embargo, la clave más importante para la reinvención Roger pasa por su revés. Durante su carrera, este había sido uno de los puntos débiles del suizo y, en su momento, Rafael Nadal aprovechó para ganarle varios títulos. Aunque también fue contra el propio español donde “El Expreso Suizo” mostró una mejoría notable y contundente.

“Su revés en Melbourne fue uno de los mejores que le vi durante toda su carrera”, mencionó Rafa tras perder en la final del Australian Open 2017 frente a Federer.

“Creo que Roger se recuperará pero veo difícil que pueda ganar otro Grand Slam por el tema de jugar cinco sets”, dijo Toni Nadal en noviembre de 2016. Cuatro meses después, el suizo ya derrumbó esas palabras (al ganar Australian Open) y además ganó un Masters 1000. Ahora apunta a la cima del ranking mundial, demostrando que con 35 años Roger Federer es capaz de reinventarse, sorprender, maravillar, y seguir haciendo historia en el tenis mundial.