¿Podríamos tener a tres mexicanos en el PSV?

Si hay un club que confía en el talento del futbolista mexicano, ese es el PSV Eindhoven. En tiempos recientes, el cuadro holandés se ha encargado de ayudar al jugador...
(Imagen: Elizabeth Ruiz Ruiz)

Si hay un club que confía en el talento del futbolista mexicano, ese es el PSV Eindhoven. En tiempos recientes, el cuadro holandés se ha encargado de ayudar al jugador azteca para que cumpla o mantenga su sueño europeo. Carlos Salcido, Maza Rodríguez, Héctor Moreno y Andrés Guardado son algunos de los nombres que han pasado por el conjunto Granjero.

En los últimos dos años, el PSV confió en el talento joven mexicano, por lo que decidió fichar a Hirving Lozano y más recientemente a Erick Gutiérrez, ambos con un gran futuro por delante y formados en el Pachuca. Sin embargo, pese al éxito de las ventas, el dueño de los Tuzos, Jesús Martínez, no se conforma con eso y quiere que la legión azteca en el PSV aumente con otro canterano del club: Rodolfo Pizarro, quien dejó el club para fichar por Chivas y actualmente juega con Monterrey.

Pizarro es uno de esos jugadores que desde hace algún tiempo se le considera con la técnica para ir a Europa, pero no ha logrado salir, por lo que el directivo de Pachuca aseguró que “la mayor felicidad sería que a Pizarro lo vendan al PSV para que estén los tres juntos de nuevo”.

Recordemos que Rodolfo, Hirving y Erick crearon una gran comunión con Pachuca, lo que permitió que el cuadro de la Bella Airosa se alzara con el título en el Clausura 2016, por lo que el conjunto holandés no descartaría unirlos de nueva cuenta.

De hecho, en los últimos meses, antes de que Pizarro fuera vendido a Rayados, se habló de que Chivas tuvo propuestas de Europa por el mediocampista y se rumoró mucho que una de ellas era del cuadro holandés, aunque al final siguió en la Liga MX.

Con 24 años en su espalda, el tiempo para que Rodolfo se marche al Viejo Continente no debe prolongarse mucho más, ya que por la edad (y precio) puede dejar de ser atractivo para los clubes y más para un PSV que en tiempos recientes ha priorizado la juventud, quizá con la intención de mostrarlos al mundo y después venderlos aún más caros a equipos de mayor jerarquía, como podría suceder con el propio Chucky Lozano.

Esperemos que el deseo de Martínez se concrete, por el bien de Pizarro y también del futbol mexicano.

Publicidad