Pumas es un malagradecido con sus leyendas

“Para mí, Pumas lo es todo”, Darío Verón   Apenas hace cuatro días, el entonces capitán de los Pumas había acabado con los rumores de su posible retiro, “soy el...

“Para mí, Pumas lo es todo”, Darío Verón

 

Apenas hace cuatro días, el entonces capitán de los Pumas había acabado con los rumores de su posible retiro, “soy el único que va a decidir cuándo retirarse. Durante este tiempo me he ganado un lugar en esta institución con esfuerzo y mucho trabajo; quiero seguir jugando, dando el ejemplo a los jóvenes de la cantera…”, pero al parecer todo lo que Verón aportó durante 14 años poco importa.

Darío se convirtió en un emblema más de la institución, un emblema con un significado tan grande como el puma que porta cada uno de los jugadores en el pecho. El defensa consiguió ser el jugador con más finales disputadas en Pumas y el segundo futbolista con más partidos disputados con el equipo azul y oro (480), además de conseguir cuatro campeonatos de liga y un Campeón de Campeones.  

La noticia sí fue una sorpresa, a pesar de que el contrato del paraguayo llegaba a su fin, fue el mismo Rodrigo Ares de Parga, presidente del club universitario, quien afirmó en diciembre de 2016 que Darío se iba a retirar en los Pumas: “No queremos que se vaya”.

Las cosas cambiaron meses después, Verón salió por la puerta trasera. Sergio Egea, vicepresidente del equipo y encargado de dar el anuncio, declaró al Diario Récord que la posibilidad de hacer un partido de despedida “ya se verá”.

La realidad es que esta no es la primera vez que Pumas reacciona de esta manera cuando se despide un jugador importante de sus filas. El club nunca ha hecho un partido de despedida para honrar y agradecer el trabajo brindando por sus futbolistas.

Alejandro Palacios, quien también fue anunciado como baja junto al paraguayo, le dijo adiós de la afición en la última jornada del Clausura 2017. Sin hacer alguna declaración previa, “Pikolín” dio una vuelta al Estadio Olímpico Universitario aplaudiendo en medio de goyas y lanzando algunas playeras al público con las leyendas: “Siempre Pumas desde la cuna”, “Siempre contigo CU”.

 

A lo largo de su historia, el equipo no supo ser agradecido. Ni Verón, los Palacios, Sergio Bernal, Joaquín Beltrán, Cabinho o Hugo Sánchez tuvieron un homenaje organizado por la institución. Hasta este momento, el club no ha dicho nada más sobre la salida de los jugadores. Su sitio web y sus redes sociales han enmudecido tras el anuncio, no hay una imagen o un mensaje para ellos.

Tristemente para los Pumas sus jugadores no lo son todo.

Publicidad