PSG le roba fichaje al Barcelona

El PSG tendrá en sus filas al joven futbolistas alemán, Thilo Kehrer, quien fichó por los parisinos a pesar del interés del Barcelona.
(Imagen: Getty)

Esta vez le tocó perder al Barcelona. El equipo de Ernesto Valverde se acostumbró a ganarle fichajes a otros clubes. El último fue el del brasileño, Malcom, quien ya estaba prácticamente firmado con la Roma de Italia, hasta que aparecieron los catalanes. Pero hoy fue el París Saint Germain (PSG), el que le hizo ver su suerte a los blaugranas. El conjunto parisino le ganó a los españoles el fichaje de Thilo Kehrer, promesa del futbol alemán.

El que la hace la paga, y eso fue justamente lo que le pasó al Barcelona. Durante el fin semana, la directiva culé inició negociaciones con Thilo Kehrer y con el club dueño de su carta, el Schalke 04. De acuerdo con información del diario francés, L’Equipe, los catalanes llevaban por buen puerto la que sería su próxima contratación. Pero se apareció el PSG y le ofreció más dinero al jugador y al club.

El conjunto francés se mostró mas certero y decidido en contratar al defensor teutón. Mientras que el Barca se durmió en los laureles y pagó caro el precio. Thilo Kehrer estaba más emocionado por irse a España a jugar con Lionel Messi, pero a ‘billetazos’ el equipo de Thomas Tuchel se llevó al futbolista de 21 años. Este martes, el Schalke 04 hizo oficial la salida de su jugador con rumbo a Francia.

El PSG se hizo de los servicios de una de las mayores promesas del futbol alemán, a cambio de 37 millones euros. Thilo Kherer comenzó su carrera en el Reutlingen, de la quinta división de Alemania. Ahí permaneció hasta 2010, cuando el Stuttgart lo fichó para jugar en una de sus inferiores. Luego fue traspasado al Schalke 04.

Pese a su juventud, Kehrer cuenta con un recorrido considerable en Primera División para su edad. En la Bundesliga disputó 45 partidos y seis más en la Copa de Alemania. También suma ocho cotejos en Europa League. Y el año pasado salió campeón de la Eurocopa Sub-21 con el combinado germano.

Ese es el bagaje del hoy nuevo refuerzo del París Saint Germain, club que le dio una cucharada de su propio chocolate al Barcelona.

Publicidad