La pornografía tiene un nuevo nicho: el deporte

La industria pornográfica ha convertido el deporte en uno de los mejores tópicos dentro de sus distintos productos, basta con una búsqueda en internet o revistas para adentrarse al deporte de una forma erótica

Basta con googlear “deporte pornográfico” para que el buscador te arroje un sin fin de opciones de la pornografía en los deportes. Deportistas amateur teniendo relaciones sexuales o historias de deportistas que se inclinaron por el mercado de productos para adultos. Incluso algunas imitaciones de eventos como Juegos Olímpicos que son parodiados por la industria o temáticas del mismo ángulo que culminan en el coito.

Resulta interesante que el deporte sea relacionado con imágenes eróticas, mujeres u hombres que al tener cuerpos atléticos son capturados por la cámara y que inmediatamente alojamos en nuestros pensamientos a la parte “sexy” que indican lo estándares de belleza. El deporte ha significado un excelente nicho de mercado para la industria del sexo. Muchos de los productos que nos ofrece la pornografía en las distintas plataformas tienen alusión a la actividad deportiva, cualquier video o película puede iniciar con mujeres en traje de baño jugando voleibol o practicando tenis, el morbo nos llevó a consumir estos productos y a relacionarlos con erotismo.

Hemos visto en las secciones o medios deportivos la imagen de una mujer con poses en donde se resalten sus atributos porque el deporte, bien o mal, siempre estará relacionado con la sensualidad, quizá por el consumo. Edecanes en los estadios de los distintos deportes, fotografías de mujeres u hombres con ropa sensual en los periódicos, incluso secciones dedicadas a la “belleza” en los estadios. Muchos deportistas se ven influenciados y ceden para posar en revistas especializadas, pero también dan un paso más y llegan a la pornografía.

La Real Academia Española define la palabra pornografía como: “Presentación abierta y cruda del sexo que busca producir excitación” y también como “Un espectáculo, texto o producto audiovisual que utiliza la pornografía”. Relacionando con el deporte resulta una presentación que utiliza como tema principal algún escenario, evento, disciplina o persona que esté dentro de la actividad física.

Las páginas especializadas arrojan resultados reveladores: XVideos, una de las plataformas más importantes de la industria, cuenta con más de 500 resultados para la búsqueda de deportes, mientras Youporn da poco más de 450 resultados y Pornhub poco más de 120.

Para los deportistas resulta un mercado interesante que puede ayudar o etiquetar su trayectoria. En algún momento fue atractivo para las divas de WWE, las luchadoras poseen cuerpos atléticos y una belleza que sin duda fueron atraídos por la pornografía. Aquí resalta el caso de Chyna, una luchadora que protagonizó seis películas pornográficas a lado de su pareja, y también luchador de la WWE, Sean Waltman. En 2011 realizó una parodia de la WWE, la cual fue titulada Chyna is Queen of the Ring.

Pero no fue la única luchadora que incursionó en la industria para adultos, también Candice Michelle y Mickie James fueron seducidas. Y otras atletas más cambiaron el deporte para comenzar sus carrera como actrices porno, como sucedió con la alemana Eva Roob, quien jugaba para el Nüremberg y al final decidió dejar el futbol para dedicarse de tiempo completo a su nuevo trabajo.

Otro de los casos se da cuando las actrices porno dejan la sensualidad y deciden practicar algún deporte, este fue el caso de Britney Amber y Nikki Benz, ambas decidieron aprender artes marciales mixtas y relacionaron las posiciones de las MMA con el sexo. El video de Britney y Nikki se hizo público, fue subido a Youtube por el canal Trenzz, y fue todo un éxito: hasta el momento tiene más de 250 mil visitas. Además su instructor resultó ser Lorenz Larkin, participante del Ultimate Fighting Championship de 2013.

Así, la industria pornográfica ha convertido el deporte en uno de los mejores tópicos dentro de sus distintos productos, basta con una búsqueda en internet o revistas para adentrarse al deporte de una forma erótica. Desde videos, imágenes o hasta textos, es algo de lo mucho que la pornografía nos ofrece a través del deporte.

 

Publicidad