¿Por qué Pato renacería el Jogo Bonito de los brasileños?

Hace mucho que no veía jugar a Alexandre Pato como hoy. Retención de balón, gambeteo, velocidad y pase de gol incluido fue lo observamos en el partido que disputó su...

Hace mucho que no veía jugar a Alexandre Pato como hoy. Retención de balón, gambeteo, velocidad y pase de gol incluido fue lo observamos en el partido que disputó su equipo el Villarreal contra el Barcelona en juego de la Liga de España, correspondiente a la jornada 17.

En la primera mitad Pato se hizo dueño de la banda izquierda, logró generar la mayoría de las jugadas de gol, el balón tenía que pasar por su pies antes de generar cualquier peligro. Se parecía a la versión que mostró cuando ganó la Recopa Sudamericana con el Internacional de Porto Alegre en 2007. En esa ocasión su rival fue el Pachuca y en México demostró su gran nivel anotando un gol y uno más en partido de vuelta. Para ese entonces el Milán ya había pagado 22 millones de euros por sus servicios, cifra récord para un futbolista de 17 años.

En Italia fue un referente para su equipo, máximo goleador junto con Kaká, para la siguiente temporada compartió el terreno de juego con Ronaldinho y más tarde con Robinho, los últimos exponentes del “Jogo Bonito” que Brasil estableció a principios del 2000.

Hoy tuvo la capacidad de encarar a Mascherano y superarlo en par de ocasiones, Gerard Piqué recibió un “túnel” con su firma y por si fuera poco, en la jugada del gol de su club, recibió un balón en la mitad de la cancha, aguantó la marca de tres futbolistas y después filtró un pase a Nicola Sansone para que definiera. El casaca “10” del submarino amarillo, se acordó de las jugadas de sus compatriotas en la selección, lo de hoy fue un partido de la clase de Ronaldinho, Ronaldo o Kaká.

Incluso bajó para marcar a Iniesta e incomodar en par de ocasiones. Parece que Pato intenta recuperar el nivel que lo llevó a Europa a corta edad y percibir dos millones de euros por temporada. En Milán no la pasó bien en sus último años fue banca, las lesiones orillaron a regresar a su país para jugar en Corinthians, en donde tampoco se pudo recuperar y contó con la misma suerte en Sao Paulo y Chelsea.

Contratar a Pato le costó al Villarreal apenas 3 millones de euros y por ahora no es una mala inversión pues en 11 partidos disputados de Liga marcó en dos ocasiones y en Europa League lo hizo en tres oportunidades.

Lo de hoy deberá ser filosofía para el brasileño por el resto de la campaña, eso si quiere recuperar su nivel futbolístico. Alexadre sabe que en España tiene su última oportunidad de recuperar su futbol, su identidad y si lo logra podrá regresar a su selección como uno de los sobrevivientes y con buen nivel del “Jogo Bonito”.

Villarreal pudo ganar, pero de último minuto Lionel Messi le hizo entender a Pato el porqué no ha dado el gran salto: constancia.

Publicidad