Después de la salida de Diego Alonso de la dirección técnica, Pachuca necesitaba a un responsable para estar en su banquillo. Durante semanas se barajaron varios nombres, incluido el de Jürgen Klinsmann, pero al final un entrenador español terminó siendo el elegido.

A través de sus redes sociales, los Tuzos anunciaron a Pako Ayestarán como su nuevo técnico. No, no tiene nada que ver con el Paco Jémez que estuvo en Cruz Azul, solo la nacionalidad.

Ayestarán llega al cuadro de Pachuca con un cartel muy poco positivo, esa es la verdad. Su último club fue la Unión Deportiva Las Palmas, del cual fue cesado después de apenas estar al frente del conjunto canario solo por nueve partidos, con un saldo de siete derrotas, un empate y un triunfo.

Pako también pudo mostrarse con el Valencia con anterioridad, pero sus resultados fueron paupérrimos. En 2016 tomó al cuadro Che, relevando a Gary Neville, y consiguió que el club no peleara el descenso y su renovación. Sin embargo, en el inicio de la temporada 2016-2017 sumó cuatro derrotas de manera consecutiva, lo cual lo llevó al despido.

El nombre del español no es extraño para el futbol mexicano. De hecho fue aquí donde tuvo su primera oportunidad como entrenador, con Estudiantes Tecos, a los que llevó a un campeonato del Ascenso MX, una semifinal de Copa, y disputo el boleto por ascender al Máximo Circuito, aunque terminó perdiéndolo contra Leones Negros.

Después de la experiencia con Tecos, Pako firmó con Santos en el Apertura 2015, pero el éxito nunca llegó. Solo estuvo 10 partidos tras relevar a Pedro Caixinha en la fecha siete y su saldo fue de cuatro derrotas, mismo número de empates y solo dos victorias.

Pachuca tomó una decisión arriesgada, pero si trajo de vuelta al español es que vieron algo en él, aunque no esté muy claro qué, por lo que Ayestarán seguro vendrá con sed de revancha.