Michael Jordan, más grande afuera que adentro de las canchas

Decir que Michael Jordan es el mejor basquetbolista de todos los tiempos no resulta una novedad (habrá quien no esté de acuerdo). Sin embargo, lo que realmente asombra es su...

Decir que Michael Jordan es el mejor basquetbolista de todos los tiempos no resulta una novedad (habrá quien no esté de acuerdo). Sin embargo, lo que realmente asombra es su capacidad de hacer negocios y de explotar su imagen para ser el deportista retirado que más dinero gana. Nadie se le compara.

La historia de Jordan en el mundo de los negocios comenzó cuando él no era ni un jugador consagrado. Consciente de lo que quería, “MJ” buscó firmar con Adidas para que fuera una de las marcas que lo patrocinara, pero lo rechazaron.

Nike terminó siendo el “ganón” y se llevó a su lado al que posteriormente se convertiría en el mejor jugador de todos los tiempos tras marcar una época irrepetible con los Chicago Bulls y ganar seis anillos de campeonato.

El legado que dejó Jordan en las duelas es innegable, al igual que su ganancia económica. Durante toda su carrera, que contempló 17 temporadas distribuidas con los Bulls y los Wizards, Michael mandó a sus bolsillos más de 94 millones de dólares, una cantidad que parece exorbitante para un jugador de aquellos años, aunque es muy poca si se compara con la fortuna conseguida después de dejar las canchas.

En 2014, “Su Majestad” ganó unos “cuantos” dólares e infló su cartera para percibir 100 millones de billetes verdes al año, superando los 94 que hizo a lo largo de su carrera como jugador. Aquí es donde se pueden preguntar, ¿y de dónde sale tanto dinero si ya no juega? Pues la marca “Air” se ha convertido en un negocio muy redituable.

La respuesta también pueden ser los patrocinios. Michael ha sabido vender su imagen y es una de las caras de empresas como Gatorade, Hanes, Upper Deck, 2K Sports y Five Star Fragrances. Sin embargo, uno de sus buques insignia siempre será la marca Jordan (y sus vertientes), la cual está ligada a Nike y acapara el mercado del calzado de la NBA, con la mayor popularidad de todas las marcas. Sí, todo esto dejó ir Adidas hace más de tres décadas.

El otro factor para que “MJ” sea colocado dentro de la lista de los multimillonarios, realizada por la revista Forbes, es gracias a su equipo de basquetbol, los Charlotte Hornets, a quienes les empezó a invertir en 2006.

Para 2010, ya era el socio mayoritario con el 80% de las acciones y en 2014 su poder fue del 90% de la franquicia. Ahora, el equipo tiene un valor cercano a los 600 mdd, lo que deja a Jordan con una fortuna de más de mil millones de dólares y como el único deportista que ha llegado a tal cantidad de dinero. Ni Lionel Messi, ni Cristiano Ronaldo, ni nadie se puede comparar a “MJ”.

Sí, aunque parezca extraño decirlo, Jordan es más que un meme que está llorando, más que el jugador que salió en una película con Bugs Bunny o más que el ganador de seis anillos de NBA. Sí, parece imposible, pero “MJ” vale mucho más fuera de las canchas que a dentro, pero eso sí, siempre será “Su Majestad” en el mundo del deporte.

Publicidad