Otra de las disciplinas que son sinónimo de oros y de éxito históricamente para México en las diversas justas deportivas han sido los clavados. Y no sería diferente para los Juegos Centroamericanos en Barranquilla 2018. Este miércoles, Iván García y Andrés Villarreal se colgaron le presea dorada, al quedar primeros en trampolín sincronizado varonil.

Mientras que del lado femenil, Carolina Mendoza y Paola Espinosa hicieron el 1-2 en el trampolín de 3 metros individual. Con esta competencia se terminó la participación de los clavados en Barranquilla 2018.

En días anteriores, Iván García y Jahir Ocampo se llevaron la medalla dorada y de plata, respectivamente, al hacer el 1-2 en plataforma de 10 metros.

Juegos Centroamericanos Barranquilla 2018: el medallero de los mexicanos

Iván García dominó la competencia de principio a fin, y si bien tuvo algunos problemas en su tercer ejecución, el resto de sus clavados fueron limpios, bien tirados, y sumado a su grado de dificultad, bastó para que se quedará con el oro con 452 puntos.

Andrés Villarreal tuvo que remontar. Empezó dubitativo y eso se reflejó en sus ejecuciones. Sin embargo, conforme fue transcurriendo la competencia, se fue mostrando más seguro y cerró con fuerza hasta poder subirse al podio con la medalla de plata al sumar 414.80 puntos tras seis rondas.

El bronce fue para el colombiano Sebastián Villa, quien, tras seis clavados, sumó 411.85 puntos.

https://twitter.com/PleyersTV/status/1021879638300221446

Anteriormente, Jahir Ocampo se coronó individualmente en el trampolín de un metro. Luego fue Rommel Pacheco en el trampolín de 3 metros. En parejas, los mexicanos mostraron una gran coordinación, y literal barrieron en la prueba final, al sumar 429.51 puntos.

Previo al a competencia individual, Rommel Pacheco declaró que: “Sigo firme como un roble. Antes hacía muchas repeticiones de clavados casi sin pensar, ahora me concentro más en hacerlos bien y sobre todo mantener la alegría porque esa es la clave”. De esta manera, Pacheco comenzó su preparación rumbo a los Juegos Olímpicos en Tokio 2020. Una de sus deudas es el metal olímpico y el objetivo del yucateco es colgarse una medalla de la máxima competencia deportiva. Y es por eso que este oro para México en los Juegos Centroamericanos en Barranquilla 2018 es un excelente inicio.

Previo a la competencia en los Juegos Centroamericanos en Barranquilla 2018, afirmó que sería: “Una competencia dura, colombianos, cubanos y mi compañero Yahir Ocampo serán rivales duros en las pruebas individuales. Por equipos Yahir y yo debemos hacerlo todo bien para ganar el oro”. Y cumplió.

Rommel Pacheco, quien ayer se había colgado un bronce bronce en un inicio en la prueba de trampolín de un metro, fue el dominador de principio a fin. Desde su primer clavado si vio que iba a ser el rival a vencer y que la competencia estaría por el resto de las medallas. Jahir Ocampo parecía que sería el principal contendiente, pero tuvo una mala competencia. Falló en su tercer clavado (apenas consiguió 38.50 puntos) y en el cuarto terminó por alejarse por completo de la disputa por los metales.

Rommel Pacheco se colgó el segundo oro en clavados para México en los Juegos Centroamericanos, Barranquilla 2018

(Imagen: Twitter COM)

Rommel tuvo un ligero titubeo en su tercer clavado, pero cerró con mucha fuerza, con una espléndida ejecución en el último de los seis saltos que realizó. En su clavado más difícil, los jueces lo premiaron con 8.0 y 8.5 para un total de 95.00 para certificar el segundo oro para México en los Juegos Centroamericanos en Barranquilla 2018 y la quinta en total, tras la plata y bronce en el trampolín de un metro en la rama femenil.