Es Lucha Libre el deporte que vive del espectáculo y actuación

En México es inexplicable que alguien no conozca la lucha libre, un deporte que representa una cultura y sobretodo una forma de vida para los luchadores. Sintonizarla en la televisión...

En México es inexplicable que alguien no conozca la lucha libre, un deporte que representa una cultura y sobretodo una forma de vida para los luchadores. Sintonizarla en la televisión significa que en los próximos minutos estarás apreciando con intensidad un deporte, pero asistir a una lucha y presenciar en vivo lo que sucede arriba del ring es inexplicable. Estar en el evento despierta una emoción que te hace gritar, festejar y apoyar a los gladiadores que durante un cierto tiempo estarán brindando un espectáculo profesional.

Pero se han preguntado ¿la lucha libre es actuada?, depende de donde queramos abordar el tema, para nosotros, los espectadores es una forma de entretenernos, para los luchadores un deporte. El aficionado puede pensar que los golpes son simulados, no se hacen daño, pero en realidad y como cualquier el deporte es una competencia que dictará quién es el mejor por su técnica y preparación. Ojo, no confundamos la competencia con la violencia.

 

“Nunca nos golpeamos para matarnos o lastimarnos, cuando algún compañero me pega, lo sabe hacer sin afectarme de gravedad, por eso somos profesionales, es ese código ético el que marca el cuidarnos entre nosotros, sin embargo, los golpes y caídas son reales, tan reales que lamentablemente han habido muchos accidentes y varios de mis compañeros se han muerto en el ring”. Declaró el Hijo del Santo para La Afición.

Más que actuar lo que los luchadores practican es la forma de golpear sin causar un daño a su rival, un código de ética en donde en ningún momento debe imperar el hacer daño al contrario. Los entrenamientos se basan en trabajar la técnica de golpeo, en donde el golpe o movimiento no atente contra la vida del rival.

Las llaves son movimientos que generan dolor a quien está dominado, pero nunca atentaría contra la vida. Se entrena la forma de golpeo y también la técnica para saber caer y recibir los impactos. Es un arte que sin duda requiere de mucha preparación para evitar lesiones, un deporte que está inmerso en una alta probabilidad de riesgo por lo que significa una duelo hombre a hombre. Así lo sentencia el heredero de el enmascarado de plata: “La lucha es real, la sangre es real, no hay trucos, pero también hay buenos y malos luchadores, como en todo, hay deportistas que no saben ni siquiera caer y que consiguen una licencia con base en mordidas y sobornos y este tipo de seudo luchadores son los que denigran a este deporte que es real y peligroso”.

Pero también existen luchadores que demeritan la técnica de la lucha libre y declaran que todo es actuado. Desde CM Punk y Brock Lesnar, el último aún forma parte de la WWE la empresa más importante en los Estados Unidos de Lucha Libre. En su momento ambos personajes dejaron el ring y experimentaron en la artes marciales mixtas. En ese momento Lesnar argumentó “la lucha libre profesional es mentira”. Algo que tiempo después reafirmó Vince McMahon, presidente de WWE.

En un texto publicado por Superluchas, en donde se rescata la entrevista que le hizo Steve Austin al directivo de la empresa estadounidense dice  “Vince fue enfático en la diferencia que existe entre el wrestling o lucha libre y el deporte-espectáculo. Para él una lucha no tiene sentido si no hay una historia detrás de ella que la respalde, y eso es precisamente lo que ellos hacen, ya sea verbal o físicamente”.

Mientras luchadores en México destacan un código de ética para evitar accidente que cueste la vida, en Estados Unidos prefieren hacer historias que hagan interesante los enfrentamientos en el pancracio. Historias con espectáculo para vender o deporte para entretener, finalmente el aficionado elige entre lo fingido y lo profesional.

Publicidad