Cleveland Browns: ¿en el camino de los Detroit Lions?

En la década de los 50, los Detroit Lions y los Cleveland Browns disputaron cuatro juegos de campeonato durante la década y se erigieron como las fuerzas dominantes de la...

En la década de los 50, los Detroit Lions y los Cleveland Browns disputaron cuatro juegos de campeonato durante la década y se erigieron como las fuerzas dominantes de la NFL a mitad del siglo pasado. Sin embargo, cada vez se alejan más aquellos días de gloria y hoy la carrera en la que compiten las dos oncenas es por no estar en el peor equipo en la historia de la liga. Los de Michigan, por lo pronto llevan la delantera. Irrefutable: el único equipo que ha perdido todos sus partidos desde que el formato de competencia tiene 16 juegos. Sin embargo, los de Ohio perdieron la oportunidad de tener más ganados que perdidos y en el mejor de los casos se irán con un porcentaje de .500, además, en un marco donde su ciudad está en lo más alto del deporte estadounidense.

Por lo mismo, después de ocho semanas, vale la pena una retrospectiva de dónde estaban los Lions hasta este punto y en qué lugar están los Browns en 2016.

Es sabido que los mariscales de campo son la figura preponderante en los emparrillados. Quizás las defensivas ganen campeonatos, pero los quarterbacks ganan partidos. En el departamento, hay más de un responsable para los felinos sin victoria de 2008, siendo Dan Orlovsky, Jon Kitna y Duante Culpepper aquellos que iniciaron al menos un juego en la campaña funesta. Del otro lado, los Browns en la mitad de juegos, ya sumaron la misma cantidad, con Robert Griffin III, Josh McCown y Cody Kessler en los controles.

En derrotas, la suma es fácil: llevan las mismas ocho. Sin embargo, hasta en derrotas hay diferencias: mientras los Lions aceptaron 212 puntos, la defensiva de los de Ohio ha recibido 238 puntos. En principio podría parecer una desventaja, pero del otro lado, el ataque de los Browns ha puesto en mejor sitio a su conjunto y de las ocho derrotas que presumen, en cuatro han tenido un diferencial de menos de una anotación, mientras los felinos apenas tuvieron uno.

En lo que viene, el panorama pinta, por ahora, más benéfico para Cleveland, pues en su calendario restante, sólo tienen tres equipos con registro ganador, mientras los Lions del 0-16 se enfrentaron a siete.

Ya para terminar, la última desventaja, que podría decantar en el mismo resultado, es que a los Browns le restan cuatro juegos divisionales contra tres contendientes a los playoffs, incluyendo dos partidos ante los Steelers, líderes divisionales y posibles campeones de la AFC.