La SEDENA ha sido un trampolín para deportistas mexicanos

Desde 1936 la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) ha trascendido en el deporte mexicano con distintos apoyos para atletas de nuestro país. Una medalla de plata en los Juegos...

Desde 1936 la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) ha trascendido en el deporte mexicano con distintos apoyos para atletas de nuestro país. Una medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Berlín en 1936 con el equipo de Polo ecuestre, dio luz verde al préstamo de equipo y sus instalaciones para que pudieran entrenar al ser considerado un deporte de clase alta.

Doce años después en la disciplina de equitación consiguió una medalla de oro y otra de plata en la prueba de salto individual, por equipos se logró una más aurea y una de bronce en la prueba de tres días. Fue en México 68, cuando relucieron en el atletismo, el Sargento 2/o. de Transmisiones José Pedraza Zúñiga, se encargó de alzar las manos con la medalla de plata en caminata de 20 kilómetros.

La SEDENA ha obtenido medallas en 8 Juegos Olímpicos: Berlín 1938, Londres 1948 y 2012, Moscú 1980, Sydney 2000, Beijing 2008 y Río de Janeiro 2016. Además de Campeonatos Mundiales, Juegos Panamericanos y Centroamericanos.  

A partir de ahí cientos de deportistas de alto rendimiento se han beneficiado, “Las Fuerzas Armadas Mexicanas (FAM) históricamente han contribuido al engrandecimiento del deporte nacional: el Ejército otorga becas para atletas, prestación de sus instalaciones militares y sus equipos ecuestres para competencias de pentatlón moderno, entre otras disciplinas“. En algunos deportes la Marina también brinda apoyo.

Si formas parte del selecto grupo de deportistas, tendrás derecho percibir prestaciones de ley, portar con orgullo el uniforme, estar en actos públicos y decir que formas parte de las instituciones, sin importar que carezcas de formación militar. En una entrevista con Proceso, el marchista Éder Sánchez Durán mencionó “Mi trabajo consistía en cumplir como deportista y dar resultados”.

Los beneficios según la revista Proceso son: seguro médico para el atleta y sus familiares, créditos hipotecarios del Banco Nacional del Ejército Fuerza Aérea y Armada, S. N. C. (Banjercito) con bajos intereses y ascensos sujetos a sus resultados deportivos y jubilación.

En palabras de Sánchez Durán, la beca consta de 30 mil pesos mensuales, además de su entrenador. Si dejas de formar parte de la selección la CONADE se le informa a la SEDENA y serás dado de baja. Actualmente 4 de los cinco medallistas en los pasados juegos de Río 2016, forman parte de las Fuerzas Armadas Mexicanas: María del Rosario Espinoza, Germán Sánchez, Guadalupe González e Ismael Hernández. Los atletas aspiran a una beca que no da la CONADE, Comité Olímpico Mexicano y mucho menos su federación.

Pero también existen casos de deportistas que fueron despedidos injustificadamente, el mismo Éder  Sánchez fue obligado a firmar su baja, en un principio le redujeron su beca a 8 mil pesos mensuales, debido a sus críticas al pésimo trabajo de los metodólogos en la CONADE. Otro caso es del remero Leopoldo Tejada, quien fue condicionado por la Sedena a reincorporarse a sus servicios como cabo de infantería o darse de baja y retirarse de las FAM.

Ante eso ¿La SEDENA buscará limpiar la imagen de la institución con resultados deportivos?

 

Publicidad