La MLS, mercadotecnia de los “jugadores franquicias”

La Major League Soccer, surgió a cambió de la organización de la Copa del Mundo de 1994. Esa fue la promesa que hicieron Alan Rothemberg y la Federación de Futbol...

La Major League Soccer, surgió a cambió de la organización de la Copa del Mundo de 1994. Esa fue la promesa que hicieron Alan Rothemberg y la Federación de Futbol de los Estados Unidos a la FIFA, el objetivo la sede y en 1996 se hizo realidad con 10 equipos profesionales divididos en Conferencia Este y Oeste.

Poco a poco la liga se amplió hasta tenes 12 equipos y más conferencias, pero la decaída económica llevaron a la contratación de Don Garber un ex jefe de la NFL. Se creó el  Mapfre Stadium, como el primer inmueble construido para la práctica especifica de futbol soccer. La MLS detonó en 2002 con la llegada de su selección a los cuartos de final de la Copa del Mundo de 2002.

La mercadotecnia y la forma de hacer negocio miró al futbol de aquel país, comenzaron con un acuerdo de cooperación con la Bundesliga Alemana, además ampliaron su mapa con el primer equipo de Canadá el Toronto FC. El gran golpe llegaría en 2007 con la contratación del futbolista mejor pagado del mundo David Beckham, quien ganaría 6.5 millones de dolares por año, además de los contratos de publicidad para explotar su imagen en Estados Unidos, su destino Los Ángeles Galaxy.

Un gran paso para internacionalizar la liga, se convirtió en jugador franquicia, una regla estipulada por la liga para internacionalizarla y aumentar el nivel de juego. Estos jugadores pueden superar el tope salarial del club, que es de 436.250 dolares en una temporada.

La idea sirvió y empezaron a llegar figuras que ya acababan su carrera. La gran cantidad de latinos ayudó al mercado para traer jugadores centroamericanos y mexicanos.  Paulo Wanchope, el mítico goleador de Costa Rica hizo mancuerna con Cuauhtémoc Blanco en el Chicago Fire. Juan Pablo del Ángel con NY Red Bulls, Guillermo Barros Schelotto, además de algunos europeos como Fredrik Ljungberg.

El mercado se fue ampliando y ha sido atractivo para algunos jugadores jóvenes, quienes prefieren abandonar Europa y llegar a la MLS. Son casos como Giovinco, Obafemi Martins y uno de los mejores pagados, el mexicano Giovani Dos Santos.

Estos factores han volteado los reflectores a la liga “gringa” y han despuntando algunos jugadores como Dempsey, Donovan y Bradley. El “jugador franquicia”, fungió como despunte en el futbol de los Estados Unidos, algunos planean retirarse ahí o ampliar la MLS.

Publicidad