Aún no termina el Apertura 2018 y el humo del futbol de estufa de cara al Clausura 2019 ya está sobre varios equipos. Chivas, América y Cruz Azul son de los más mencionados cuando de traspasos se habla y está vez no es la excepción. Ahora es turno de las Águilas, que salen a relucir por querer fichar a uno de los delanteros sensación de la Liga MX: Julio Furch de Santos.

Como es bien sabido, el equipo de la Comarca se ha convertido en uno de los conjuntos que más vende futbolistas a los de Coapa. Oribe Peralta, Darwin Quintero, Agustín Marchesín, Christian Benítez y Vicente Matías Vuoso son los más representativos y a esa lista, de acuerdo a algunos rumores, podría unirse Furch. Para que eso suceda, el equipo de Miguel Herrera estaría dispuesto a hacer un 2×1, dándole a Santos a Andrés Ibargüen y a Renato Ibarra.

Este cambio, a bote pronto, no parece satisfactorio para el cuadro azulcrema, ya que ambos futbolistas son regulares para el Piojo, aunque la necesidad de gol y el pasado entre ambos clubes hace viable la opción.

https://twitter.com/JUANMACABADA/status/1067286791269597185

Por el momento no hay nada cerrado y parece que eso no va a suceder pronto, ya que América y Santos están concentrados a plenitud en la Liguilla, donde el cuadro verdiblanco busca repetir como campeón, mientras que las Águilas quieren volver a ser el conjunto con más títulos en México.

Probablemente en estos días se vengan declaraciones de las dos directivas, incluso negando cualquier acuerdo o acercamiento, pero no sería extraño que apenas termine el torneo, América se haga de los servicios de Furch, que servirá como un buen regalo de Navidad.

El interés del conjunto de Coapa sobre Julio es más que justificado, ya que el delantero argentino ha tenido un año a un gran nivel. El semestre pasado fue parte importante para que Santos saliera campeón y en el más reciente se quedó con el segundo puesto en la tabla de goleadores con 12, solo por detrás de André Pierre-Gignac.

Esas son sus cartas de presentación que lo podrían llevar al Nido.