La magia nunca se pierde. Y un sinónimo de mago es Andrés Iniesta. El futbolista español de 34 años dio cátedra en la liga de Japón y demostró que a pesar de la veteranía, la calidad sigue intacta.

Iniesta se estrenó este sábado como goleador de su actual club, el Vissel Kobe. El fantasmita realizó una jugada, como las miles que dejó en su etapa con el Barcelona y de una forma espectacular abrió el marcador, que a la postre significó el triunfo de su equipo ante el Júbilo, por 2-1.

Andrés Iniesta inició la jugada en medio campo. Los nipones comenzaron a hilar la jugada. Tocaron hacia la banda donde se encontraba el alemán, Lukas Podolski. El ex de Arsenal recortó hacia adentro y vio que en el área chica entraba solo el español. Sirvió para éste y como el jugador de élite que es, jaló el esférico hacia atrás y se dio la media vuelta para desmarcarse y quedar solo de frente al arco.

Javier Zanetti, eterno capitán, altruista y zapatista

Por si fuera poco, Iniesta todavía se quitó al portero con un regate y solo tuvo que empujar el balón para poner arriba a su equipo 1-0. Al 56′, su compañero de equipo, Kyogo Furuhashi, amplió la ventaja. En el 84′, el Júbilo recortó distancias, gracias a la anotación de Kengo Kawamata, aunque eso no evitó la derrota de los visitantes.

Tras 21 fechas, el equipo de Andrés Iniesta sigue lejos de la punta en la primera división de Japón. El Vissel Kobe se ubica en el cuarto lugar de la general, al sumar 32 unidades (9 triunfos, 5 empates y 7 derrotas). El liderato le pertenece al Sanfrecce, quien tiene 48 puntos.

Andrés Iniesta Presentación Vissel Kobe Los Pleyers

Andrés Iniesta durante su presentación con el Vissel Kobe. (Imagen: Getty)

A 16 puntos del líder, luce complicado que el equipo de Iniesta pueda pelear por el campeonato. Pero al menos el fantasmita ya hizo su primer gol en la que es su nueva casa y vaya que supo estrenarse de una gran forma.

Andrés Iniesta se despide de la Selección de España

El mediocampista español salió del club de sus amores, el Barcelona, porque se dijo consciente de que con el paso de los años su nivel bajó considerablemente. Ahora en Japón, Iniesta se llevó su talento y experiencia para dejar con la boca abierta a más de un aficionado nipón.